Peña: «Las mujeres van a dar un portazo a las políticas retrógradas que nos convierten en mercancía en la guerra de las derechas»

Esther Peña, candidata socialista al Congreso por Burgos/PCR
Esther Peña, candidata socialista al Congreso por Burgos / PCR

La candidata del PSOE al Congreso por Burgos, Esther Peña, critica la deriva de PP, Ciudadanos y Vox y sus políticas de retroceso | Destaca su faceta reivindicativa, también con el PSOE, para conseguir inversiones para Burgos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Esther Peña no lanza las campanas al vuelo. Lo importante no son las encuestas, sino los votos. La campaña se presenta dura, pero el PSOE se centrará en exponer su proyecto para España y para Burgos. La candidata por la provincia tiene claro que su beligerancia ha conseguido desbloquear proyectos como la liberalización de la AP-1 o la pasarela de El Crucero, y así seguirá esté en el gobierno o en la oposición.

El AVE, el tren directo o la transición ecológica son claves para el futuro de la provincia, a juicio de la burgalesa, quien insiste en que hay que hacer atractivo el medio rural para luchar contra la despoblación. Peña critica la deriva de PP, Cs y Vox, en una carrera por ver quién lidera la derecha española, que les acerca a la ultraderecha.

- Las últimas encuestas, el CIS la más reciente, dan como favorito al PSOE. Primera fuerza política, a mucha distancia de la segunda (PP), y eso se traduce en recuperar el segundo diputado en Burgos. ¿Satisfecha?

Tanto el CIS como el resto de encuestas no marcan más que una tendencia, en este caso, que el PSOE puede ser refrendado por los ciudadanos. No muestran la verdad revelada. Solo indican que se ha hecho buen trabajo hasta ahora pero no lo que va a pasar en el futuro. El 28 de abril nosotros lo que necesitamos es que la gente vaya a votar. No vamos a tener un gobierno socialista, progresista y que sea capaz de hacer mejor la vida de la gente si la gente no va a votar. Los datos son interesantes pero nos interesan más los votos.

«Estos diez meses de gobierno del PSOE le han venido muy bien a Burgos, en todos los sentidos«

- ¿Es una tendencia nacional o tiene que ver el trabajo que se hace desde Burgos, por la diputada y el senador en las Cortes Generales?

Es un conjunto. Nosotros somos un equipo. Se ha estado haciendo un buen trabajo en todos los sentidos. Estos diez meses le han venido muy bien a Burgos. Se ha demostrado que había otra manera de salir de la crisis, que se pueden tomar medidas que beneficien a la gran mayoría de los ciudadanos, y el trabajo de los parlamentarios ha sido también muy importante, por ejemplo, en la igualdad en infraestructuras. Tras la moción de censura, cuando llegamos al gobierno vimos que se mezclaba lo urgente con lo totalmente necesario y en este poco tiempo hemos sido capaces de desbloquear la liberalización de la AP-1 o la pasarela de El Crucero. Nuestro trabajo de presión lo ha conseguido, porque muchas veces hay que presionar a los tuyos más que a los contrarios.

- Sí, porque muchas veces se les acusa de ser reivindicativos en la oposición y conformistas en el gobierno. ¿El PSOE va a seguir con esta posición reivindicativa estén dentro o fuera del gobierno?

Reivindicativa y beligerante. Ha sido difícil. En el caso de la liberalización de la AP-1, si no hubiera sido por la presión que hemos ejercido habríamos acabado con el plan del Partido Popular, que pasaba por una nueva concesión. Cambiar los planes en la administración no es fácil, por eso seguimos con problemas en la autovía liberada, porque los contratos tienen sus tiempos administrativos. Seguiremos siendo beligerantes. Me gusta ser más gobierno que oposición, aunque en la oposición se hace un trabajo interesante. Ander Gil y yo hemos liderado las iniciativas desde la oposición. En el gobierno, la labor de un parlamentario de provincias es pasear por los ministerios y tener una agenda llena de visitas.

- Cierto es que usted ha liderado la actividad parlamentaria entre los parlamentarios de Burgos...

Al final no es más que un número. Creo que es mi obligación. No es ningún éxito, es lo que hay que hacer. Cuando uno se cree lo que está haciendo, y está para atender a una provincia, los ciudadanos te provocan decenas de reuniones e iniciativas y mi obligación es llevarlas al Congreso. Lo que me sorprende es el resto de representantes políticos, o no les llama nadie o cuando les llaman no les hacen caso y no se hacen eco de las decenas de demandas que hay en la provincia, que son muchas y en todos los sectores.

«Ciudadanos se equivoca con sus declaraciones recientes porque la liberalización de la AP-1 es un éxito de la ciudadanía»

- Comentaba antes que gracias a la presión realizada han cambiado el itinerario de la AP-1 ¿es gracias a la presión del PSOE o de Cs, que últimamente se arroga ese logro?

En el último año, que ha sido vital para el desenlace de la AP-1, el Partido Popular y Ciudadanos lo único que han hecho ha sido votar en contra de la enmienda presentada por el PSOE para incorporar el estudio informativo en los Presupuestos Generales de 2018. Más allá no conozco nada más. Ciudadanos se equivoca porque la liberalización de la AP-1 es un éxito de la ciudadanía y un ejemplo de cómo debe ser la política: una relación continuada entre el tejido social, los ayuntamientos y un gobierno, que en este caso ha sido sensible a sus demandas.

Esa unión es la que ha sido capaz de liberalizar la AP-1. Aquí nadie se tiene que poder medallas. Es verdad que el PSOE lleva mucho trabajo previo, atendiendo las reivindicaciones de los ciudadanos, y tengo que claro que el PP no había realizado ninguno de los procesos administrativos necesarios para desmantelarla. Hemos tardado nueve meses en quitar las cabinas, si el PP hubiera querido liberalizar la AP-1 el 30 de noviembre habría iniciado los trámites antes. Y nueve meses antes no teníamos ninguna noticia del Partido Popular.

- ¿Cuáles son las prioridades, en materia de infraestructuras, para el PSOE en Burgos?

Llevamos ocho con la misma carta a los Reyes Magos, con las mismas demandas, porque en ocho de Gobierno del PP no se ha puesto en marcha ninguna. Lo más inmediato es la llegada del AVE a Burgos y su continuación a Vitoria. Evidentemente, las autovías. Es una pena que el PP y Cs votaran en contra de los PGE que recogían inversiones para la A-12 y la A-73. La A-11 ya está avanzando. Y evidentemente la reapertura del tren directo, para la que estamos buscando un encaje.

«Llevamos ocho con la misma carta a los Reyes Magos, con las mismas demandas, porque el Gobierno del PP no se ha puesto en marcha ninguna infraestructura«

-¿Es difícil encontrar ese encaje o lo que ha faltado es voluntad política?

He sido muy beligerante con el tren directo porque, a diferencia de la AP-1, que no sabíamos qué estaba pasando, con el tren directo sabíamos que no se estaba haciendo nada, que nos estaban engañando. El PSOE va a dejar de engañar a la ciudadanía pidiendo informes y estudios y va a buscar un encaje sobre dos premisas: pretendemos incrementar del 4% al 11% las mercancías transportadas por ferrocarril y vincular el Directo a la estación intermodal de Vicálvaro. Para que esto sea realidad, el Directo tiene que estar en el Plan de Mercancías de Transporte por Ferrocarril, que tendrá que aprobar el próximo gobierno. En el borrador del PP no aparecía el tren directo y nuestra batalla ahora es introducirlo en el nuevo documento.

- ¿Qué otras prioridades tiene Burgos para el PSOE?

Tres son objetivos de campaña: recuperar el bienestar de los burgaleses; relocalizar a Burgos en el mapa y recuperar su posición estratégica; y que Burgos sea protagonista del nuevo proyecto para España, que recupere derechos, que mejore las condiciones laborales de los trabajadores, que se reduzca el paro y que se reduzca la brecha laboral y salarial para las mujeres. Y vamos a hablar también de algo que es importante, y en lo que Burgos tiene mucho que decir: la transición ecológica. En Burgos tenemos una oportunidad para recuperar la posición líder en empleo en renovables, dentro de la apuesta socialista por el autoconsumo y las energías renovables.

- Hablando de transición ecológica me viene a la cabeza la central nuclear de Garoña. Ahora que está en proceso de desmantelamiento, los vecinos temen que se acabe convirtiendo en un cementerio nuclear, ¿qué se puede hacer para evitarlo?

Es lo que tememos con el nuevo impuesto planteado por la Junta de Castilla y León, pero la ministra Teresa Ribera está preocupada, sobre todo por el mensaje que ese gravamen lanza a las empresas y la política de la Junta. Estamos trabajando en poder recuperar el plan de reactivación económica, que en 2011 tuvo una partida importante con 150 millones para la zona, y que el PP se cargó. Llevamos desde 2011 sin central y sin plan. Es importante la apuesta decidida del PSOE y los 422 millones de euros que aparecían en los PGE en la estrategia de transición energética, que incluían Garoña, Zurita y la cuenca minera de león.

«Tenemos que ser capaces de hacer atractivo el medio rural para que la gente que tiene trabajo en los pueblos no viva en la ciudad»

- La lucha contra la despoblación es uno de los temas centrales de la campaña, ¿cómo podemos luchar contra la despoblación y, sobre todo, revertir la tendencia?

En primer lugar, tomárnoslo en serio. Y, más allá de diagnósticos, afrontarlo. Siempre se dice que la despoblación es consecuencia directa de la falta de servicios. Sin embargo, en Burgos se está dando una circunstancia muy nuestra. Los municipios de 2.000 a 5.000 habitantes, que son capaces de generar empleo y sinergias económicas y que sí tienen servicios, se han reducido de 7 a 2 en las últimas dos décadas. Ya no es solo que falten servicios sino que tenemos que ser capaces de hacer atractivo el medio rural para que la gente que tiene trabajo en los pueblos no viva en la ciudad. Y hay que hacerlo con medidas como el plan de banda ancha y digitalización o ayudas por valor global de 80 millones de euros para creación de empleo de menores de 35 años en municipios de menos de 5.000 habitantes.

- Se está hablando también mucho en esta campaña de la mujer, sobre todo en la faceta de la familia y la maternidad, ¿estamos enfocando correctamente la preocupación por la baja natalidad?

Lo que me sorprende son los cambios de actitud. Se ha trabajado mucho por el pacto contra la violencia de género, en el que nadie se planteó las barbaridades que estamos oyendo en los últimos tiempos, y por la igualdad laboral y profesional de las mujeres. Sin embargo, me cuesta entender la actitud de PP, Cs y Vox. Hablan de nosotras sin preguntarnos realmente qué necesitamos de la política. Todo lo que exponen no tiene nada que ver con las necesidades de la mujer española del siglo XXI. El único partido que ha sido capaz de crear derechos para las mujeres ha sido el PSOE y estoy convencida de que las mujeres van a dar un portazo a esas políticas retrógradas, que nos están convirtiendo en una mercancía en esa guerra por ver quién lidera la carrera de las derechas. Que nos dejen tranquilas.

- ¿Cree que estas elecciones son clave para el futuro de la mujer?

Siempre parece que cada convocatoria es la más importantes. Vista la política de bloques, en estas elecciones en las que se va a decidir qué queremos ser como país y cómo nos queremos ver en diez años, yo lo que quiero es que este país vaya hacia delante y no hacia atrás. Que avance y no retroceda, y el partido que está mirando hacia delante es el PSOE. En frente lo que tenemos es cada día un escándalo mediático, un histrionismo más, una pataleta. Me preocupa que el PP, que ha sido un partido de gobierno, sea capaz de dejar atrás lo que ha sido para hacer suyo el programa de la ultradercha. Van a ser unas elecciones clave para el país y para toda su población.

«Hablaremos con todos pero con Vox es muy complicado que el PSOE llegue a nada porque no compartimos propuestas ni principios«

- ¿Cómo afronta el PSOE el escenario de los pactos políticos?

Lo primero, tiene que hablar la ciudadanía y, a partir del 28 de abril, hablará la política. Nosotros hablaremos con todos, porque en este país hay muchas cosas de las que hablar. Tenemos un reto con las pensiones, con el pacto de estado por la transición energética. Pero nuestra aspiración es conseguir un gobierno autónomo, un consejo ministros independiente y de prestigio. Hablaremos con todos pero es verdad que con Vox es muy complicado que el PSOE llegue a absolutamente nada, porque no compartimos ni en una sola coma de nuestras propuestas ni principios. Con el resto, que son representantes de los españoles, tendremos que hablar.

- También con Ciudadanos, que se ha llevado a algunos socialistas que han sido compañeros suyos y han ostentando cargos políticos, ¿qué valoración le merecen los trasvases de última hora y cómo le puede afectar al PSOE?

No hay que hacer ninguna apreciación y hago propia la frase de Luis Tudanca, cuando se conoció el fichaje de Soraya Rodríguez: prefiero a la gente que deja sus cargos por principios y no sus principios por un cargo. No creo que los trasvases vayan a tener ninguna influencia negativa para el PSOE.

Más información