Quintana Urria advierte a Fomento del peligro del paso del AVE, que podría afectar a 100 empleos

La localidad defiende que el paso del AVE por el valle generará problemas graves a la localidad y a la propia infraestructura/BC
La localidad defiende que el paso del AVE por el valle generará problemas graves a la localidad y a la propia infraestructura / BC

El proyecto atraviesa el valle y podría modificar los acuíferos, afectando a la producción de Aguas Santolín

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

No se oponen al paso del AVE. «No estamos en contra del progreso», comienza explicando el alcalde de Quintana Urria Eduardo Vadillo, después de haber presentado una alegación al proyecto del AVE Burgos-Vitoria. La modificación del trazado original, a instancias de Aguas Santolín, por entender que podía afectar a la planta embotelladora, ha generado una nueva propuesta que, a juicio del alcalde de la localidad, es incluso peor. Y lo es porque plantea atravesar el valle por el interior y no por las montañas, por donde el terreno es más sólido. No en vano, sólo con el continuo trasiego de camiones que cargan y descargan en la factoría, tanto la carretera como las casas han sufrido daños estructurales como consecuencia del exceso de carga sobre un suelo blanco.

Vadillo explica que Quintana Urria está localizada sobre un gran acuífero que hace que el terreno sea menos sólido y, además, su alta composición caliza, lo hace aún menos apto para soportar una infraestructura ferroviaria de miles de toneladas. Es por esto que el alcalde advierte, si se han decantado por este trazado para ahorrar costes, la necesidad de reforzar las vías obligará a incrementar la previsión realizada por Fomento. Y es que, según Vadillo, el proyecto se ha realizado «muy a la ligera». Es más, el alcalde asegura que, después de la valoración de los técnicos que el Ayuntamiento ha contratado para argumentar la alegación al proyecto, han percibido «irregularidades tan grandes que pueden ser denunciables».

Sin embargo, Quintana Urria mantiene su comprensión porque el AVE Burgos-Vitoria debe de ser una realidad, pero no a costa de que «nos destrocen el pueblo», reivindica Vadillo. Y es que está en juego, además del acuífero, las especies en peligro de extinción que habitan en el pueblo, como el visón europeo, y las propias viviendas, que «se caen con el paso de los camiones». De hecho, ha sido necesario reforzar las alcantarillas y las carreteras.

Y el documento, que ha sido registrado en la Subdelegación del Gobierno, será remitido al Ministerio de Fomento para su estudio y valoración. Ahora sólo queda esperar para determinar si el trabajo del Ayuntamiento de Quintanaurría da sus frutos y el Ministerio vuelve a plantear un nuevo modificado del proyecto.

Unidad frente al trazado

Aunque Quintana Urria mantiene una postura propia, porque no se opone a la construcción de la línea de alta velocidad como lo hacen otros pueblos, existe un conjunto de localidades que se han unido y constitutido en plataforma para presentar alegaciones de manera conjunta y evitar que el AVE atraviese los pueblos de La Bureba.

Así las cosas, catorce pueblos por donde pasaría el nuevo trazado y seis que se encuentran también próximos han decidido constituir la asociación 'Bureba es futuro', que ya ha conseguido presentar 200 alegaciones particulares al estudio.

Sus portavoces, según seguraban, no entienden la razón del descarte del trazado anterior y creen que aún cambiará la propuesta del Ministerio de Fomento, porque «varios técnicos han revisado el estudio y creen que está incompleto y que una vez se analice en detalle es improbable que sea 170 millones de euros más barato que el que se propuso anteriormente».

En su opinión, aún en el caso de que se produjera ese ahorro, habría que ponerlo en relación con el daño ambiental para toda la comarca, cuando la propuesta anterior era que la línea de alta velocidad pasara cerca de la Nacional 1, la AP-1 y el actual trazado ferroviario, donde no aumentaría el impacto ambiental actual.

Temas

Ave
 

Fotos

Vídeos