Atención Primaria cubrirá la plantilla del SUAP de Aranda para evitar cierres puntuales

Imagen del centro hospitalario Santos Reyes/BC
Imagen del centro hospitalario Santos Reyes / BC

Se pretende formar un servicio específico de siete profesionales | La prestación está garantizada para todo marzo, tras el cierre puntual del lunes

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Gerencia de Atención Primaria en Burgos está centrando sus esfuerzos en cubrir toda la plantilla de las Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de Aranda de Duero para evitar que se produzcan nuevos cierres puntuales de este servicio, como el que tuvo lugar este lunes.

El titular de esta Gerencia, Santiago Rodríguez, así lo ha confirmado en declaraciones a Efe, explicando que se persigue formar un equipo específico para el SUAP compuesto por siete profesionales médicos.

Rodríguez ha indicado que, de momento, se ha conseguido garantizar la prestación del servicio de forma ininterrumpida durante todo el mes de marzo después de haber recuperado algunos facultativos, como uno arandino que todos los días se desplazaba a trabajar a Burgos capital, o mejorando las condiciones contractuales de otros.

Más información

«Queremos buscar soluciones a largo plazo, no solucionar solo marzo. Los calendarios y la plantilla. Nuestro objetivo es que para el SUAP tengamos una plantilla igual que la de Aranda Norte, Sur o Rural, tener un equipo SUAP con un número de operativos. Es lo que nos ha hecho cuadrar marzo y tenemos que conseguir que se estabilice«, ha subrayado el gerente.

El gerente ha indicado que la plantilla orgánica contempla ya seis plazas para este servicio y la cifra de médicos adscritos a él podría subir incluso a siete aunque en la actualidad, solo están cubiertas dos.

Santiago Rodríguez, que hasta su nombramiento el mes pasado como gerente de Atención Primaria estuvo al frente de la gestión del Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero, ha reconocido que se ha llegado a esta situación, fundamentalmente, por la escasez de médicos.

«A pesar de que hay un número de médicos importante entre los tres centros de salud de Aranda, como 36, la mayor parte de ellos, hasta el 90%, están exentos de guardia«, ha asegurado.

Sin embargo, ha puntualizado que las condiciones laborales y la inestabilidad en las condiciones de trabajo también afectan a la hora de que los médicos se vayan o se acojan a su derecho de no hacer guardias.

Rodríguez ha advertido de que una solución a esta situación podría pasar por una redistribución de los profesionales médicos. «Desde aquí ya se ha propuesto, pero o se llega a un consenso o es imposible», ha recalcado.

Por último, ha incidido en que, aunque aplicando estrictamente las condiciones establecidas para determinar las zonas de difícil cobertura sanitaria cuyos profesionales médicos serán primados económicamente, ha considerado que sería algo a negociar en el futuro