Bunbury deleita y El Cigala sabe a poco

Imagen del Sonorama Ribera en plena ebullición. /Diego Santamaría
Imagen del Sonorama Ribera en plena ebullición. / Diego Santamaría

Grandes artistas como Mikel Erentxun, Elefantes, Rozalén, La Pegatina o La M.O.D.A. hicieron gala de una gran actuación

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZ

Sonorama Ribera, cada año se pone el listón más alto. El mejor cartel de una jornada inaugural se vivió el jueves por la noche en el recinto ferial de Aranda de Duero, con una oferta musical redonda y grandes mejoras en los accesos y seguridad que demuestran el espíritu de superación del festival.

Enrique Bunbury, una presencia muy esperada desde hace años en Aranda, no defraudó con particular puesta en escena e intercalando temas de su último trabajo 'Expectativas', con éxitos de su carrera en solitario y también algunos himnos de Héroes del Silencio, como 'Mar Adentro', 'Héroe de Leyenda' o 'Duende', coreados a medias con el público. En la sombra del jueves, la actuación de Diego El Cigala que no respondió a las expectativas del público congregado. Subió al escenario media hora tarde para entonar apenas siete canciones, sólo dos del disco 'Lágrimas Negras', sin empatizar prácticamente con el público. Un gran sonido a cargo de la 'Cali Big Band' acompañó al cantaor en su actuación, con más de una decena de músicos.

En el escenario Aranda de Duero, destacaron Elefantes y Mikel Erentxun, ambos con un repertorio muy festivalero, huyendo de temas de 'cara B' y baladas, y ofreciendo sus canciones más exitosas. Rozalén cumplía uno de sus sueños y en el escenario Ribera del Duero el público, sobre todo los más jóvenes, coreaban de memoria sus canciones. Triunfo también de La Pegatina, nunca Sonorama había bailado tanto, en una puesta en escena divertida, verbenera, pero con una gran calidad musical e instrumental. Lagartija Nick y Amatria cerraron los escenarios principales de Sonorama que, como es habitual, cerró al amanecer con la actuación de DJs en varios escenarios.

Y parece que en el festival arandino el trasnochar y madrugar no está reñido porque miles de personas inundaron de nuevo los conciertos de la zona centro en la jornada de ayer viernes. Se abrieron cinco escenarios en plaza del Trigo, plaza de La Sal, Escenario Charco, Escenario Castilla y León y plaza del Rollo. De #EspírituRibera se llenó el grupo burgalés La M.O.D.A que se subió a la plaza del Trigo en el segundo concierto sorpresa de esta edición, preámbulo de su actuación por la noche en el escenario principal del recinto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos