Carriedo defiende el papel de las ciudades intermedias como «catalizadoras» de crecimiento económico

Carriedo (centro) durante su participación en las jornadas. /Ricardo Ordóñez / ICAL
Carriedo (centro) durante su participación en las jornadas. / Ricardo Ordóñez / ICAL

El consejero de Empleo participa en Aranda de Duero en la II Jornada 'Ciudades intermedias de Castilla y León. La despoblación: un reto y una oportunidad'

M. L. MARTÍNEZ / ICALAranda de Duero

El consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha defendido hoy en Aranda de Duero el papel de las ciudades intermedias como «catalizadoras» de crecimiento económico, durante su participación en la II Jornada 'Ciudades intermedias de Castilla y León. La despoblación: un reto y una oportunidad' celebrada en la Casa de los Fantasmas de la capital ribereña.

El responsable regional se ha mostrado convencido del futuro de las ciudades intermedias ya que las grandes ciudades tienen «costes de oportunidad relevantes» y es «ahí donde emerge la oportunidad de estas ciudades intermedias como catalizadoras de innovación, de oportunidades, de cultura y de servicios al entorno al territorio y, por lo tanto, de crecimiento económico».

En declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en dicha iniciativa, Carriedo ha recordado que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo recientemente que Europa tenía al principio del siglo pasado el 25% de la población mundial y que las perspectivas hacen que al final de este siglo, Europa tenga apenas el 4% de la población mundial. «Eso significa que Europa tiene un serio problema de población dentro del contexto global y aquí tienen que jugar un papel importante las ciudades intermedias».

En este sentido, el consejero de Empleo ha señalado que «no cree en ese modelo que se está consolidando solo en torno a las grandísimas ciudades, cada día más de tamaño gigantesco» porque «se está viendo que tienen unos costes muy relevantes en términos de medio ambiente, gestión de residuos, de accesos que se están limitando en determinados tipos de vehículos, de zonas y de áreas…».

Por el contrario, ha asegurado creer en el futuro de las ciudades intermedias, recordando que en Castilla y León casi todas las ciudades del territorio son de carácter intermedio, como es el caso de Aranda de Duero, donde se configuran «no solo posibilidades desde el punto de vista industrial sino de turismo y servicios, y de prestación de cultura, innovación y servicios al conjunto del entorno».

Cuatro vías fundamentales

En este punto de vista, Fernández Carriedo ha subrayado que la Junta está actuando en cuatro vías fundamentales, como son el fomento del empleo, los servicios públicos de calidad, las políticas de ordenación del territorio, y en cuarto lugar, la conciliación de la vida familiar y laboral y la eliminación de la brecha de género.

Así, ha recordado que en las Cortes regionales se presentó la primera ley de España de conciliación de la vida laboral y familiar, y de eliminación de la brecha de género, que se está tramitando. «Esto es muy importante pero también lo que se tiene que hacer a nivel europeo y nacional en apoyo de las ciudades intermedias, en apoyo de medidas demográficas».

Por ello, ha resaltado que en la Conferencia de presidentes del año pasado se acordó por unanimidad la elaboración de una estrategia nacional para los desafíos demográficos. «Es imprescindible un nuevo modelo de financiación autonómica que contemple los elementos demográficos dentro del reparto de los fondos» ha asegurado al tiempo que insistía en que «también se está pidiendo que en el nuevo escenario de financiación europea se tenga en cuenta, tanto en lo que respecta a la PAC como a los fondos de cohesión, los elementos más vinculados a los aspectos demográficos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos