'El Cotarro' de Moradillo de Roa profesionaliza sus visitas guiadas apostando por el enoturismo y el apoyo al patrimonio

Un grupor de turistas visita un lagar. /S. G.
Un grupor de turistas visita un lagar. / S. G.

El premio de Rutas del Vino logró, hace tres años, dar el espaldarazo al proyecto que utilizará los recorridos para autofinanciar las mejoras

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

Un enoturismo sostenible y cuyos fondos repercutan en la puesta en valor de este patrimonio relacionado con la cultura del vino. Ese es el objetivo que busca el Ayuntamiento de Moradillo de Roa (Burgos) con subarrio de bodegas y lagares tradicionales de 'El Cotarro', un un proyecto que fue designada como la Mejor Iniciativa Enoturística por Rutas del Vino de España en el año 2016. El reconocimiento fue el espaldarazo definitivo para este patrimonio etnográfico, le puso en el punto de mira del enoturista y, en un momento dado, en el Consistorio se vieron desbordados ante el éxito y la demanda. Tuvieron que frenar las visitas, centrarse en profesionales y blogueros, hasta lograr dar el paso definitivo hacia la profesionalización de los recorridos. Después de un trabajo de musealización y recuperación de algunas construcciones, el próximo 13 de abril se dará comienzo a los recorridos.

S. G.

«Ha sido un trabajo intenso desde que esto comenzó, hemos hecho un centro de recepción de visitantes en el Ayuntamiento con una exposición y una explicación del proyecto, la historia de El Cotarro. Luego hemos habilitado dos bodegas subterráneas y un lagar para el enoturismo, que será lo que mostraremos en la vista, además de un paseo por todo el barrio», explica el concejal de Cultura, Nacho Rincón. Para ello, se ha contratado a una persona que guiará los recorridos, que tendrán lugar los fines de semana, con tres visitas el sábado y dos el domingo y un máximo de 10 participantes. «La idea es fomentar un turismo sostenible, queremos alrededor de 50 personas cada fin de semana, podemos acoger a muchos más, pero no buscamos la masificación, queremos que se viva este proyecto», detalla Rincón.

 Panorámica de las bodegas.
Panorámica de las bodegas. / S. G.

A través del plan director aprobado en 2016, el Ayuntamiento de Moradillo de Roa ha tramitado un total de 25 permisos de restauración o rehabilitación, en concreto de cinco de lagares, dos de cuevas y el resto de bodegas subterráneas. En cualquier caso, El Cotarro, según Rincón, cuenta con más del 80 % de su patrimonio en buenas condiciones. El barrio congrega a un total 159 bodegas y 7 lagares en un pueblo de apenas 150 habitantes. «La mayor parte de estas construcciones datan de hacer tres siglos, tenemos documentación de que en 1.700 ya se almacenaba vino. Lo bueno es que en los años 80 se cambió de uso industrial a merenderos y se ha mantenido el patrimonio guardando además la estética». En este sentido, incide en que es necesario hacer una intervención en el camino del barrio para evitar las filtraciones que sufren estas construcciones con las lluvias». Al respecto, añade que ya se tiene elaborado el proyecto y los esfuerzos de lograr financiación se centran ahora en poder acometer esos trabajos.

La ruta durará una hora y media y tendrá un precio de seis euros que ascenderá hasta los diez si se incluye la degustación de dos vinos. Entre ellos, el vino de pueblo, un vino blanco de la variedad Albillo que se vendimia por parte de los habitantes y se elabora por el enólogo Alfredo Maestro. Se trata de otra fórmula para sacar fondos, el año pasado con sus ventas se lograron 7.000 euros destinados también a la puesta en valor del barrio de bodegas.

Temas

Burgos, Vino