La defensa asegura que hay coartada para los exfutbolistas de la Arandina

Sede de los Juzgados de Aranda de Duero/Susana Gutiérrez
Sede de los Juzgados de Aranda de Duero / Susana Gutiérrez

La acusación popular considera que el nuevo testimonio «no tiene ninguna trascendencia»

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

Las defensas de los tres exfutbolistas de la Arandina, investigados por una presunta agresión sexual a una menor de 15 años, sostienen que una joven aportaría una coartada a los deportistas, detenidos desde el pasado 11 de diciembre. La existencia de esta testigo se pone de manifiesto en los recursos presentados por los letrados de los jugadores, después de que la jueza instructora haya rehusado llamar a declarar a la joven dentro de las diligencias judiciales que se están realizando, al no considerarla «una testigo de referencia».

Más información

En el escrito se califica, por parte de la defensa, como «fundamental» la prueba testifical argumentando que la chica mantiene que estuvo con los jugadores en el bar situado debajo de la vivienda de ellos, el San Francisco, «el mismo día en que la denunciante asegura que ocurrieron los hechos». Un testimonio que, según el recurso de la defensa, estaría corroborado por la camarera del establecimiento. El escrito remitido a la jueza instructora refleja que la joven cuenta que el 24 de noviembre estuvo cenando en el piso que compartían los futbolistas en la calle San Francisco 40, donde supuestamente ocurrieron los hechos denunciados, con dos de los investigados. Por su parte, la acusación popular considera que la declaración de la joven «no tiene ninguna trascendencia». El abogado de la Asociación Clara Campoamor, Luis Antonio Calvo, considera extraño que este testimonio salga a relucir más de un mes después de la detención de los tres futbolistas. «Los jugadores han declarado que la menor estuvo en su piso, ellos en ningún momento lo han negado, si después llegó otra chica o no, nada tiene que ver con los hechos denunciados», consideró Calvo.

La instrucción continúa adelante y, de momento, la jueza ha solicitado a la Policía Nacional que confirme la identidad del cuarto futbolista antes de llamarle como testigo en el proceso. La magistrada ha puesto a disposición de los agentes la grabación realizada por la menor el día de los supuestos hechos con la aplicación musical, en la que se ve a la joven junto a los detenidos y un cuarto chico. A pesar de que el jugador, también de la Arandina, de 28 años y residente en Valladolid, presentó por escrito su disposición de comparecer de forma voluntaria, el trámite de verificación de su identidad por parte de la policía se considera necesario para la instructora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos