Destapada una residencia canina clandestina en La Ribera

Imagen de la perrera destapada/BC
Imagen de la perrera destapada / BC

Las instalaciones inspeccionadas por la Guardia Civil, donde se alojaban 19 perros, carecían de los permisos y licencias necesarias para desarrollar la actividad

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Guardia Civil ha descubierto un centro canino clandestino dedicado al hospedaje de perros, cuyo propietario carecía de toda clase de permisos y licencias para su apertura y funcionamiento. Incluso, algunos perros carecían de microchip o de vacunas.

Días atrás, el SEPRONA y Seguridad Ciudadana inspeccionaron las instalaciones de una finca particular ubicada en La Ribera, donde se habían construido varios habitáculos destinados a «perrera-hotel».

En presencia del propietario, los agentes comprobaron que, en ese momento, residían 19 ejemplares caninos adultos, de diferentes razas, distribuidos en los 11 compartimentos levantados para albergar los animales y por los que, al alquilarlos, cobraba por mes una cantidad de dinero.

Cuando la Guardia Civil solicitó la documentación necesaria para desarrollar la actividad laboral, la de núcleo zoológico, licencia ambiental y licencia de actividad y apertura, el dueño no pudo mostrarlas por carecer de ellas, a pesar de llevar varios años con «el negocio».

Por el contrario, las instalaciones sí cumplían las garantías de salubridad, higiene, acondicionamiento y espacios necesarios para los canes residentes, que se encontraban bien cuidados y aparentemente sanos. Sin embargo, algunos animales carecían del preceptivo microchip identificativo, de alguna de las vacunas reglamentarias o bien de la licencia por tenencia de perros peligrosos y seguro de los mismos.

En total, la Guardia Civil ha detectado 18 infracciones (4 dirigidas al titular de la residencia ilegal y 14 a los dueños de los canes), que se han puesto en conocimiento de las Administraciones competentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos