La Junta presionará a la empresa La Regional para que mejore el servicio de autobús de Aranda a Valladolid

La estación de autobuses de Aranda de Duero recibe críticas por las múltiples deficiencias que atesora. /BC
La estación de autobuses de Aranda de Duero recibe críticas por las múltiples deficiencias que atesora. / BC

El PSOE ha presentado una Proposición no de Ley que ha obtenido un respaldo unánime | La empresa no ofrece la venta online de los billetes ni se pueden pagar en metálico

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El procurador socialista Luis Briones ha pedido, a través de una Proposición no de Ley (PNL), que las Cortes de Castilla y León insten a la Junta a que se sigan realizando cuantas gestiones sean necesarias para que La Regional V.S.A, y otras empresas de autobuses, mejore su sistema de distribución de billetes. También se exigirá que se incluya obligatoriamente su venta a través de internet. Una iniciativa que ha sido respaldada por todos los grupos.

Como ha explicado Briones, para lograr un billete de Aranda de Duero a Valladolid «hay que hacer malabares, ya que el horario es limitado a apenas unas horas de la mañana, fundamentalmente coincidente con la salida de alguno de los autobuses» y que además «hay una máquina expendedora que solo funciona con tarjeta de crédito y no con dinero efectivo». «Y lo que es más escandaloso: en pleno siglo XXI, cuando prácticamente todo se obtiene a través de internet y se puede comprar un billete a cualquier país o ciudad del mundo, esta empresa actualmente no contempla la venta online de los billetes, obligando a los viajeros a desplazarse a la estación para ver si tienen suerte y pueden coger un billete; eso sí, si el autobús no está lleno», ha descrito.

Todo ello pone de manifiesto, según ha relatado Briones, «la merma evidente de alguno de los servicios públicos en nuestra ciudad -sobre todo, en materia de transportes- lo que persigue como único objetivo abocar a la ciudadanía de Aranda y la comarca a utilizar obligatoriamente el vehículo privado si se quieren desplazar a la ciudad de Valladolid».

Igualmente ha recordado que su grupo presentó una PNL coincidente con el cambio de empresa adjudicataria en diciembre de 2017 por el que el servicio de autobús Aranda-Madrid y Madrid-Aranda había dejado de prestarlo la empresa ALSA, y lo comenzó a realizar la empresa AISA, con la que los horarios que ofrecía para la venta online de billetes son en la mayoría de los casos más limitados y reducidos que con la anterior compañía.

«Lamentablemente ese cambio de empresa está deteriorando seriamente el servicio y hemos empezado a tener una línea de low cost, que no solo no cumple las expectativas de la ciudadanía de Aranda y la comarca, sino que deja tirados los viajeros incluso cuando estos tienen billetes, con autobuses que sufren averías a menudo, además de constantes retrasos y problemas de duplicidad de plazas», ha explicado.

Por otra parte, el procurador ha recordado que la estación de autobuses de Aranda de Duero, de la que es propietaria la Junta de Castilla y León, «está siendo objeto de muchas críticas por las enormes deficiencias que atesora en todos los aspectos, y que se pretenden subsanar con un lavado de cara de las instalaciones e infraestructuras que apenas supera los 160.000 euros».