Ocho nuevas bodegas abrieron sus puertas en 2018 en Ribera del Duero

Exterior de Bodegas Fusión, en Aranda de Duero. /B. Fusión
Exterior de Bodegas Fusión, en Aranda de Duero. / B. Fusión

Estos proyectos empresariales se localizan en las provincias de Burgos y Soria

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZ

El año pasado ocho bodegas emprendieron una nueva aventura en la DO Ribera del Duero. Esta zona de calidad se lleva la palma en cuanto a la apertura de elaboradoras en Castilla y León porque uno de cada tres nuevos proyectos vitivinícolas se ubica allí. La zona más extensa y con mayor número de bodegas de la región es un referente en el mundo del vino a nivel nacional e internacional y una buena apuesta empresarial.

Según el Consejo Regulador ribereño, las ocho nuevas bodegas que se inscribieron bajo este sello de calidad el año pasado se localizan en las provincias de Burgos y Soria. Tres de las productoras de vino han abierto sus puertas en Aranda de Duero: Bodegas Fusión, Hoyada Los Lobos y Bodegas Artio. Las apuestas burgalesas se completan con Dominio del Pidio, en la localidad de Quintana del Pidio, y Sei Solo Bodegas, en Roa de Duero.

La provincia soriana ha despertado también el interés de tres aventuras empresariales, Luna de Castromoro y Vino Taruguin, en San Esteban de Gormaz, y Bodega de La Loba en Matanza de Soria.

Castilla y León cuenta, en la actualidad, con casi 640 bodegas repartidas entre las trece zonas de calidad con las que cuenta la región.