El reparto de responsabilidades desestabiliza al tripartito de Aranda

Pleno en el Ayuntamiento de Aranda de Duero. /S. G.
Pleno en el Ayuntamiento de Aranda de Duero. / S. G.

El Partido Popular, para obtener la investidura, se comprometió con Ciudadanos y Vox a concesiones incompatibles entre sí

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

El decreto de reparto de responsabilidades en el Ayuntamiento de Aranda de Duero puede generar una escisión en el tripartido (PP, Cs, VOX), tan solo cinco días después de la toma de posesión de la nueva corporación municipal. El Partido Popular, con el fin de obtener los votos necesarios para investir como alcaldesa a Raquel González, prometió a Ciudadanos y a Vox, respectivamente, concesiones que son incompatibles entre sí.

El portavoz de VOX, Vicente Holgueras, ha afirmado que su partido «ha cumplido lo pactado», al votar a la candidata popular en la investidura y espera que el PP «haga lo mismo y cumpla con lo comprometido». En esta línea, Holgueras alude a que se firmó un acuerdo de proporcionalidad de responsabilidades según la representación obtenida en las urnas, ya que en caso contrario «hubiera ocurrido lo mismo que en Burgos capital, nos hubiéramos votado a nosotros mismos». Esa proporcionalidad, según Vox, se traduce en asumir dos concejalías y un puesto en la junta de gobierno local.

Holgueras alude a que así se especifica en el pacto de PP y VOX a nivel nacional y, de momento, no quiere confirmar que exista un documento similar en el ámbito local. «Ahí no voy a entrar, no es el momento, cuando firme el decreto la alcaldesa ya hablaremos», explica. En cualquier caso, fuentes cercanas a la formación de Santiago Abascal confirman que ese documento sí existe y en él se especifican las concejalías de Cultura y Juventud para los ediles de VOX. Holgueras insiste en que, si el Partido Popular no cumple lo pactado, se tomarán las medidas oportunas por parte de su formación, incluso no descarta la posibilidad de una moción de censura.

El veto a la asunción de concejalías por parte de VOX es una exigencia de Ciudadanos que queda también especificada en el acuerdo entre ambas formaciones. El partido naranja, por su parte, alcanzó un pacto con el PP para tomar las riendas de las áreas de Hacienda, Régimen Interior y Protección Ciudadana, además de tres puestos en la junta de gobierno local.

A pesar de esta situación manifiesta y que, de momento, tiene en el aire el decreto de reparto de responsabilidades y las concejalías paralizadas, el PP defiende su acuerdo con ambas formaciones. «Nosotros queremos que las dos formaciones entren, tanto VOX como Ciudadanos y así se lo hemos hecho saber. Lo que sucede es que Ciudadanos no quiere que VOX asuma concejalías. Por ello, de momento, tendrán un puesto en la junta de gobierno, y el resto llegará más adelante», explica el concejal del PP, Alfonso Sanz. En esta línea, niega que su partido haya prometido cosas que no pueda cumplir y defiende que «no hemos engañado a nadie».