Sanidad reforzará el servicio de urgencias del hospital de Aranda

Evaristo Ruiz Arzalluz, director médico del Hospital Santos Reyes, y a su derecha Alfonso Montero./S. G.
Evaristo Ruiz Arzalluz, director médico del Hospital Santos Reyes, y a su derecha Alfonso Montero. / S. G.

La Junta defiende que no se cerrará ningún SUAP en la región

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

La Junta de Castilla y León dará autorización al hospital de los Santos Reyes de Aranda para reforzar el servicio de urgencias hospitalarias, según ha detallado el director General de Calidad Asistencia, Alfonso Montero. El responsable sanitario se ha reunido este miércoles en Aranda con el director del Santos Reyes y varios jefes de Servicio. Montero ha adelantado que en los próximos días se autorizará al centro para que cuatro plazas de médicos actualmente contratados solo para cubrir guardias, pasen a ser trabajadores eventuales con contratos estables. Asimismo, ha añadido que se ampliará también dos puestos de enfermería para labores de triaje y algún contrato de refuerzo de técnico auxiliar de enfermería.

Después del temor mostrado públicamente por parte de los médicos del hospital de Aranda la posible supresión del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de la ciudad, la Junta también ha defendido que no se cerrará ningún Servicio de Atención Continuada en la región. «Lo que pretendemos es que se mantengan los dispositivos asistenciales, que la urgencia hospitalaria lo sea para procesos graves y la Atención Primaria cuente con sus dispositivos de urgencias. Ni aquí, por Aranda de Duero, ni en ningún sitio de la comunidad se va a cerrar ningún SUAP ni ningún consultorio ni punto de atención» ha afirmado. En el caso concreto de Aranda, ha explicado que para facilitar la cobertura del SUAP, que no cuenta con ningún médico en plantilla, se ha elaborado una lista de profesionales para que, en el caso de que haya dificultades para cubrir puestos por parte de la Gerencia de Burgos, «se pueda recurrir a ellos con un calendario perfectamente establecido para que las guardias se puedan programar de forma estable y los profesionales sepan con tiempo cuantos días tienen que venir».

Asimismo, ha incidido en la necesidad de mantener alianzas con los hospitales de referencia, en el caso de Aranda con el HUBU, «para que en momentos puntuales de déficit de profesionales se pueda ayudar». Montero ha insistido en la gran labor que realizan los hospitales comarcales «donde se saca un gran volumen de pacientes y tienen una gran cercanía con la población» y apostó por conseguir «hacerlos atractivos para los profesionales».