Urgencias del hospital de Aranda pide la dimisión de la Gerencia de Atención Primaria

Personal del Servicio de Urgencias del Hospital de los Santos Reyes. /S. G.
Personal del Servicio de Urgencias del Hospital de los Santos Reyes. / S. G.

El jefe del Servicio desvela que ya en octubre se intento que el centro asumiera las urgencias ambulatorias

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

El personal del Servicio de Urgencias del hospital de los Santos Reyes de Aranda ha solicitado la dimisión del equipo directivo de Atención Primaria argumentando que «han perdido toda su credibilidad y no les consideramos interlocutores válidos para solucionar nuestros problemas». El jefe del servicio, Javier Hernández, ha incidido en que desde la Gerencia y la Dirección Médica se «nos ha faltado al respecto cuando nos acusan de mentir, de crear alarma y de ahuyentar a los futuros profesionales».

Hernández ha recordado a los responsables provinciales de Atención Primaria que la situación actual del SUAP, que no tiene médicos para hacer guardias y que cierra de forma intermitente, no es «novedoso», ni «imprevisible». En su intervención, ha desvelado que en el pasado mes de octubre, con el anterior equipo directivo, «se propuso enviarnos los tres médicos que aún les quedaban y que nuestro servicio se encargase de las 24.736 urgencias que había atendido el SUAP en el año anterior, intentando de esta manera quitarse de encima un verdadero problema y echándolo a nuestras espaldas». Ha aludido a que argumentaron esta petición basándose en el plan funcional del nuevo hospital donde se contempla la idea de poner el SUAP en la puerta del centro. Petición que, según Hernández, también se ha repetido con el actual gerente de Atención Primaria.

Los usuarios mostraron su apoyo a los servicios médicos.
Los usuarios mostraron su apoyo a los servicios médicos. / S. G.

En esta línea, el jefe del servicio detalla que se «negó» al considerar que la puerta del hospital se tiene que identificar con pacientes graves y que la localización actual del servicio de Atención Primaria en el Centro de Salud «era la adecuada». Es más, Hernández ha insistido en que ninguno de los tres médicos que quedaban entonces en el servicio ambulatorio, y que ya la ha abandonado, tenían intención de trabajar en el hospital. Tras su negativa a asumir el servicio, ha considerado que la estrategia ha sido «dejar morir el SUAP porque es un problema que a estas alturas no pueden solucionar».

Respecto a las incidencias que ha supuesto para el servicio de Urgencias hospitalarias los días del cierre del SUAP, ha declarado que desde gerencia se manipulan los datos aludiendo a que se vieron 10 pacientesen el servicio de noche. Hernández esgrime otras cifras como que desde las 20:00 horas hasta las ocho de la mañana se atendieron a un total de 36 pacientes. En la comparecencia también se ha aludido al cierre definitivo, desde el 1 de abril, del Punto de Atención Continuada de Urgencias Pediátricas los sábados de 9 a 15 horas en el centro de Salud. El jefe del Servicio de Pediatría ha negado que exista un acuerdo con la Gerencia de Atención Primaria para atender las urgencias pediátricas de los sábados, como se defiende por parte de la directora Médica, Pilar Sanmartín.

Temas

Salud