La sequía redujo la producción del cereal en Burgos un 50% el año pasado

Cosechadora en un campo de cereal/Fran Jiménez / El Norte de Castilla
Cosechadora en un campo de cereal / Fran Jiménez / El Norte de Castilla

También vieron descender su producción las leguminosas, un 41,7%, y los cultivos forrajeros, un 49,5%, aunque son descensos inferiores a la media de Castilla y León

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

El sector agroalimentario es uno de los más importantes de Castilla y León en general y Burgos en particula. Así lo demuestra su aportación al Producto Interior Bruto (PIB), los índices de empleo que mantiene y los recursos que gestiona. De hecho, Burgos es la provincia de la región que más terreno destina a las tierras de cultivo, con un 17,3%, aunque también es la que menos terreno destina al regadío en toda la comunidad, con un 4,05%, según los últimos datos del Observatorio Agroalimentario referentes a 2017 publicados por el Colegio de Economistas de Valladolid.

Este hecho implica que, si es un año de pocas lluvias, el sector agrícola va a ver cómo su producción disminuye considerablemente. Y esa fue, precisamente, la situación dada en 2017, cuando la producción de cereal cayó en un 51,6% respecto a los datos del año anterior. También hay que destacar un descenso considerable en la producción de leguminosas y de cultivos forrajeros, con un 41,7% y 49,5%, respectivamente. Sin embargo, en los tres casos, las caídas fueron inferiores a la media registrada en Castilla y León, donde el cereal descendió un 59,8%, las leguminosas un 59,5% y el cultivo forrajero un 59,2%.

A pesar de los malos datos en algunos sectores, otros se vieron favorecidos durante el pasado año. Es el caso de los cultivos industriales, que experimentaron un ascenso del 23%, o de los tubérculos, con un incremento de casi un 7%. Al igual que ocurría en el caso anterior, los dos datos se situaron por encima de la media de Castilla y León, pues en el primer caso hubo una subida del 9,6% y en el segundo del 3,9%.

Burgos es, junto a Valladolid y León, una de las provincias que mejores resultados presenta desde el punto de vista de la producción total de cada tipo de cultivo. Y es que, hay que volver a hacer referencia al cereal, pues es el producto que más importancia tiene dentro de la provincia, prepresentando el 54,5% de la producción total.

Siguiendo con el ránking de importancia de cada tipo de cultivo para la provincia burgalesa, los industriales y forrajeros se sitúan en segundo y tercer lugar. Por otra parte, al final de la lista, encontramos el cultivo de los olivos, de los frutales y de las hortalizas.

Censo de ganado

El papel tan destacado que tiene la agricultura en la provincia contrasta con el del ganado bovino. En este caso, el número de cabezas en general, y el de vacas lecheras, en la provincia de Burgos supone un 5,38% del total de la región. Por debajo solo se encuentran Palencia (4,31%), Valladolid (3,97%) y Soria (1,56%), pero en todos los casos, se sitúan muy lejos de Salamanca, que asume el 40,11% de la producción total de la comunidad autónoma.

En cuanto al ganado porcino no ibérico, Burgos adelanta algún puesto con respecto al caso anterior, hasta situarse en la segunda provincia que más número de animales tiene, con un 13,94%. En este caso, Segovia se sitúa en primer lugar, con una gran diferencia, pues alcanza el 35,67%.

Empresas más grandes

En lo referente a la indutria alimentaria, el número de empresas del sector radicadas en Burgos es de 243, a fecha de marzo de 2018. Con este dato se sitúa en cuarto lugar en la región, que presenta un total de 2.130 empresas.

Sin embargo, el análisis de este concepto cuenta una característica añadida. Y es que, las empresas del sector radicadas en Burgos son sensiblemente más grandes que las del resto. Así, el porcentaje de medianas y grandes empresas en la provincia es del 7,41% gracias a la presencia de firmas como Campofrío o Pascual, auténticos gigantes del sector.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos