Valle de Manzanedo pide a la Junta que refuerce los servicios contra la despoblación

Valle de Manzanedo, con Tudanca al fondo. /Burgos Conecta
Valle de Manzanedo, con Tudanca al fondo. / Burgos Conecta

Su alcaldesa, María del Carmen Sáiz, advierte que la falta de transporte público al hospital de referencia, el de Miranda de Ebro, desanima los empadronamientos en la comarca

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

María del Cármen Sáiz, alcaldesa de Valle de Manzanedo, ha pedido a la Junta de Castilla y León que «rectifique» y refuerce los servicios en la comarca para combatir la despoblación. En su opinión, los criterios que rigen las decisiones de la Administración autonómica sobre las prestaciones en el medio rural «atienden casi en exclusiva al número de habitantes, lo que redunda en nuevos recortes que desaniman los empadronamientos en la comarca».

La primera edil indica que, en el caso del Valle, con 134 personas censadas entre los 13 pueblos que lo integran, «podríamos aumentar la cifra, pero muchos vecinos prefieren fijar en otras provincias y comunidades vecinas su residencia habitual porque allí tienen mejor acceso a los servicios básicos». En este caso incluye a quienes «se empadronan en Bilbao o en Burgos por la dificultad que les supone acudir al hospital de referencia en esta zona, el de Miranda de Ebro, sin un servicio de transporte público» y esa es «una competencia de la Junta de Castilla y León», apunta.

La regidora añade la «escasez de médicos en Villarcayo» como otro de los factores que alientan la despoblación, además de los problemas de conectividad en Valle de Manzanedo, sin apenas cobertura de telefonía móvil e internet. «Y no será porque no lo hemos intentado, pero cuando acudimos a la Diputación en busca de ayuda nos remiten a la Junta y viceversa», lamenta.

Según Sáiz, tampoco ayuda el abandono por «motivos económicos» de la concentración parcelaria que el Gobierno autonómico inició hace doce años. «No tenemos nada todavía. Con todas estas carencias, la Administración tiene que entender que necesitamos ayudas para poder vivir en el pueblo», sostiene.

La alcaldesa considera fundamental que todas las instituciones acompañen a los ayuntamientos de los pequeños municipios en el esfuerzo que realizan por mejorar la calidad de vida de sus vecinos. En el caso de Valle de Manzanedo, señala, ha sido «importante», con el arreglo de calles y carreteras en casi todas las localidades y la mejora en el saneamiento de aguas, tareas en las que ve necesario insistir en el próximo mandato para llegar a la totalidad de los pueblos y, sobre todo, solucionar los problemas de abastecimiento que se repiten cada verano.