El Baxi Manresa asalta el Coliseum

El San Pablo no pudo con el Baxi Manresa. /GIT
El San Pablo no pudo con el Baxi Manresa. / GIT

La falta de acierto en los momentos clave condena al San Pablo Burgos, que cae derrotado ante un Baxi Manresa más eficaz y efectivo

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El San Pablo Burgos sumó hoy su segunda derrota consecutiva frente a un eficaz Baxi Manresa, que supo leer muy bien el partido y sacar provecho a su acierto en el juego exterior ante un conjunto burgalés demasiado tímido en varias fases del encuentro.

Afrontaba el choque el San Pablo tras caer derrotado ante el delteco y con la intención de consolidar su poderío en el Coliseum, donde ya había conseguido vencer a dos huesos duros de roer como el Baskonia y el Unicaja. Enfrente estaba un Baxi Manresa que, en su regreso a la élite del baloncesto nacional, está dejando buenas sensaciones bajo la batuta de Joan Peñarroya.

74 San Pablo Burgos

Fitipaldo (8), Frazier (3), Thompson (17), Cancar (6), Kravstov (7) -quinteto inicial-; Barrera (2), Javi Vega (2), Huskic (14), Álex López (-), Jaramaz (7), Radoncic (5).

82 Baxi Manresa

Toolson (19), Renfroe (10), Pere Tomas (6), Lalanne (8), Dragovic (13) -quinteto inicial-; Jou (-), Lundberg (9), Doellman (9), Sakho (8), Álvaro Muñoz (-), Gintvainis (-).

Cuartos:
24-21, 39-44; 60-63, 74-82.
Árbitros:
Juan Carlos García Gonzalez, Francisco J. Añana y Alberto Sánchez Sixto.
Incidencias:
Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum ante unas 9.000 personas.

El cuadro catalán se plantó en el feudo burgalés con un buen bagaje a sus espaldas y las ideas muy claras, aunque con ciertos problemas en la elaboración del juego. Y es que, a pesar de que los manresanos supieron explotar muy bien su acierto desde la línea exterior, con Toolson y Renfroe muy inspirados, no fueron capaces de dar continuidad a su juego frente a un San Pablo que leyó a la perfección las líneas de pase en los primeros compases. De hecho, el Baxi Manresa perdió hasta diez balones en el primer cuarto merced a la presión del cuadro local.

Sin embargo, el San Pablo no consiguió aprovechar esa circunstancia para desnivelar el choque, que transitó durante los primeros compases por un escenario de máxima igualdad, que no terminó de romperse en ningún momento, como demuestra el 24-21 con el que se cerró el cuarto.

El escenario se mantuvo inalterable durante el segundo cuarto, en el que el San Pablo fue un auténtico quiero y no puedo. Los pupilos de 'Epi' movían bien la pelota y elegían los lanzamientos correctos, pero eran incapaces de anular el juego exterior del Baxi y se mostraban demasiado timoratos en el rebote defensivo, lo que permitió al conjunto manresano volver a ponerse por delante en el marcador (37-40) tras un parcial de 2-10 mediado el cuarto. La aportación de Dragovic en este periodo fue clave para los de Peñarroya, que consiguieron marcharse a vestuarios con una sonrisa tras un postrero robo y una canasta sobre la bocina que ponía una pequeña distancia en el marcador (39-44).

Más información

Poco o nada cambió el escenario tras el descanso. Y es que, unos y otros mantuvieron la dinámica que arrastraban del periodo anterior y desde el primer minuto se enzarzaron en un intercambio de golpes del que parecía que no iba a salir vencedor. Cierto es que el Baxi, con un mayor acierto en el juego exterior, mandaba en el marcador, pero sus rentas no conseguían sobrepasar los cinco puntos. Y es que, en los momentos en los que el conjunto manresano parecía ser capaz de romper el partido, los galones de hombres como Thompson, Huskic o Fitipaldo permitieron al San Pablo mantenerse con vida (60-63) a las puertas del último cuarto.

Un último y definitivo cuarto en el que el San Pablo, finalmente sucumbió. Tras cinco minutos de ida y vuelta y con varias decisiones arbitrales muy discutidas por la grada, los hombres de Peñarroya consiguieron terminar de desnivelar el partido con un parcial de 1-7 que les colocó nueve arriba (63-72).

En ese escenario, a los hombres de 'Epi' no les quedaba otra opción que intentar la épica a falta de tres minutos (69-76). Sin embargo, el Baxi Manresa sabía que tenía la sartén por el mango y no dejó margen de maniobra a los burgaleses, que acabaron jugando más con el corazón que con la cabeza, fallando un par de canastas claras y perdiéndose ante el postrero recital de Toolson.

 

Fotos

Vídeos