Liga Endesa

El San Pablo respira tranquilo

A pesar de no poder entrenar con normalidad, Lima tuvo muchos minutos. /EFE
A pesar de no poder entrenar con normalidad, Lima tuvo muchos minutos. / EFE

El San Pablo Burgos suma su segunda victoria consecutiva a costa del Iberostar Tenerife | Los hombres de 'Epi' abren brecha con la zona peligrosa antes del parón liguero

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Otra victoria balsámica. El San Pablo Burgos consiguió hoy su segundo triufo consecutivo tras imponerse al Iberostar Tenerife en un partido muy disputado que no se resolvió hasta los últimos compases. A pesar de que el conjunto burgalés fue casi todo el tiempo por delante en el marcador, los hombres de Txus Vidorreta vendieron cara su derrota y no bajaron los brazos en ningún momento.

83 Iberostar Tenerife

Iverson (13), Abromaitis (12), Beirán (12), White (19), San Miguel (12) -quinteto inicial-; Staiger (-), Niang (2), Brussino (3), Bassas (10), Sebas Sáiz (-), McFadden (-) y Gillet (-).

88 San Pablo Burgos

Sutton (20), Fitipaldo (8), Lima (9), Frazier (8), Cancar (5) -quinteto inicial-; Benite (8), Zipser (7), Huskic (8), Álex López (15) y Javi Vega (-).

Cuartos:
15-21, 35-44 (descanso); 59-62, 83-88 (fin del partido).
Árbitros:
Benjamín Jiménez Trujillo, Fernando Calatrava y Arnau Padro.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésima jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón Santiago Martín de Tenerife ante 4.964 espectadores.

Comenzó mejor plantado el Iberostar Tenerife, que encontró un filón en el juego exterior. El acierto de hombres como Abromaitis y White permitió al conjunto tinerfeño poner las primeras ventajas en el marcador (13-5) tras cuatro minutos de juego.

Sin embargo, poco le duraría la iniciativa al Iberostar. Y es que, el San Pablo, que en los primeros minutos se mostró muy errático, con pérdidas no forzadas y errores en el lanzamiento, reaccionó pronto. Los hombres de 'Epi' ajustaron las piezas en defensa, obligando al Iberostar a arriesgar demasiado y perder balones comprometidos. Gracias a esa mejoría defensiva, acompañada de una mayor concentración en el rebote, el San Pablo recortó diferencias por la vía rápida y no tardó en ponerse por delante en el marcador (13-14) para acabar cerrando el cuarto seis arriba (15-21).

Poco o nada cambió el escenario en el segundo cuarto. El San Pablo había dado con la tecla y se estaba mostrando superior a su rival en líneas generales. Cierto es que el Iberostar mostró sus excelencias desde la línea exterior y por momentos pareció ser capaz de frenar a los burgaleses, pero su juego era muy intermitente.

Frente a eso, el San Pablo contó con un estelar Álex López, verdadero protagonista del segundo cuarto. Dos triples y otras dos penetraciones suyas permitieron al conjunto azulón abrir brecha en el marcador (26-35). Una brecha que Fitipaldo y Sutton se encargaron de mantener justo antes del descanso a pesar del acierto exterior de San Miguel (35-44).

Tras el paso por vestuarios, el Iberostar pareció dar un paso al frente y, después de un rápido intercambio de golpes, le endosó al San Pablo un inapelable parcial de 7-0 mediado el cuarto, coincidiendo con una antideportiva a Benite (51-50). El conjunto tinerfeño acababa de dar la vuelta al marcador en un suspiro y 'Epi' llamó a capítulo a los suyos. Y la charla pareció surtir efecto, ya que el equipo azulón regresó a la pista muy enchufado. Dos triples de Frazier y sendos arreones de Álex López y Huskic permitieron al San Pablo cerrar el cuarto en positivo ante un Iberostar que, eso sí, avisaba que iba a plantar batalla (59-62).

Gran final

Lo ajustado del marcador hacía prever un final de infarto para el conjunto azulón, que, no obstante, volvió a abrir brecha en los primeros compases gracias a la eficacia en el rebote defensivo y el acierto en la pintura de Huskic (64-71). Esa pequeña ventaja permitió a los hombres de 'Epi' afrontar los últimos minutos con un punto más de calma, a pesar de que el Iberostar llegó a ponerse a tres (70-73) por momentos.

Fue en esos instantes cuando el San Pablo sacó su garra, devolviendo todos los golpes con un Sutton espectacular. El propio alero norteamericano, que acabó el encuentro con 26 de valoración, rascó un dos más uno a falta de un minuto que dejaba el choque encarrilado (79-86). Y por si había alguna duda, Álex López forzó acto seguido una falta en ataque de Beirán para bloquear cualquier posibilidad del Iberostar.

Al final, una victoria que permite al San Pablo respirar tranquilo antes del parón liguero.

Más información