Partido de presentación

El San Pablo supera con éxito el test de rendimiento, a pesar de la derrota

Jaramaz cede el balón a un compañero/SPB/Jorge Velasco
Jaramaz cede el balón a un compañero / SPB/Jorge Velasco

La constante igualdad fue resuelta en último cuarto que se le hizo largo al equipo burgalés

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

El San Pablo Burgos brindó un gran partido de presentación de la temporada 2018/19 a una hambrienta afición. Los azules, que venían de ganar los tres primeros test de pretemporada, plantaron cara al Real Madrid y, por momentos, dieron muestras de ser capaces de tutear, incluso, de superar a los blancos. El emocionante espectáculo ofrecido por ambos conjuntos, en el que la diferencia máxima de diez puntos de los visitantes fue el mayor desequilibrio, acabó con un último periodo que se le hizo largo al San Pablo. Cabe destacar que la cita sirvió para que hasta tres jugadores del EBA -Alberto Alonso, Robert Valge y Víctor Aguilar- pudiesen jugar contra el conjunto blanco.

85

Fitipaldo (10), Frazier (3), Radoncic (-), Thompson (15) y Huskic (10) -cinco inicial- López (13), Barrera (6), Cancar (12), Vega (5), Jaramaz (8), Alonso (-), Robert Valge (3) y Víctor Aguilar (-).

98

Campazzo (7), Prepelic (9), Yusta (4), Randolph (10) y Ayón (21) -cinco inicial- Deck (12), Taylor (6), Carroll (14), Tavares (6), Llull (5) y Caseur (4).

cuartos:
20-24; 22-24; 29-22; 14-28.
Árbtros:
Caballero, Peruga y Fernández Sánchez expulsaron por acumulación de personales a Alex López.
Incidencias:
Partido de presentación de la temporada 2018/19 disputado en el Coliseum Burgos, al que acudieron alrededor de 6.000 espectadores.

Era un partido de presentación, pero, tal y como comenzó, no lo parecía. El San Pablo Burgos y el Real Madrid movieron con desparpajo el balón y se mostraron acertados de cara al aro (8-6). Si bien, en el ecuador del primer periodo se le atragantó la defensa a los azules y, con Ayón aprovechando la superioridad física sobre Thompson, los blancos fijaron un parcial de 0-9 que quiso frenar el técnico burgalés, Diego Epifanio 'Epi' (8-15). Fue un quinteto local totalmente renovado el que recortó distancias hasta el 15-19 con el que el entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, paró el encuentro. Con esa misma diferencia sonó la bocina de un intenso primer periodo (20-24).

La claridad del San Pablo se perdió en los primeros minutos del segundo acto. Muchas dificultades para anotar fueron aprovechadas por el Real Madrid, que rozó los diez puntos de ventaja (23-31). El tiempo muerto local volvió a servir para espolear a los azules, que volvieron a acercar posturas (29-31). Por desgracia, la repetitiva «goma» que venían haciendo se estiró hasta esa complicada frontera de los diez puntos (34-44) y el San Pablo debió de volver a ofrecer un esfuerzo titánico para no ceder un terreno inalcanzable. Lo cierto es que la entrega de los locales, a los que les acompañó el acierto, permitió cerrar la herida abierta y llegar al descanso con un abierto 42-48.

La reanudación del partido recuperó la igualdad vivida en los primeros compases y los mejores minutos de baloncesto. Gran trabajo de un San Pablo que cuando no sufría ciertas desconexiones, tuteaba y hasta se ponía por delante del Real Madrid (56-55). Con esa mínima ventaja en el marcador se cerró el tercer cuarto (71-70).

Y a solo diez minutos para finalizar el partido, el San Pablo Burgos volvía a ofrecer a su afición el sueño de ganar al Real Madrid, por muy partido de presentación que se tratara. Sin embargo, nuevamente, el Real Madrid castigó cada error que cometían los azules y el sueño se alejaba (78-85). Los de Pablo Laso siguieron mostrando las debilidades de los locales, más cuando Alex López, uno de los mejores en la tarde del sábado, fue expulsado por acumulación de estrictas faltas. A falta de tres minutos para el final, 'Epi' pudo en marcha un último intento de revolucionar el partido a través de un tiempo muerto (81-90). Y con el debut de Robert Valge, que se sumaba al de Alberto Alonso (durante el segundo cuarto) y al de Víctor Aguilar (minutos después), consiguió un necesario triple del estonio (84-91). Aun con todo, fue el talento de los exteriores blancos con lo que el Real Madrid remachó el partido y dejó con la miel en los labios a los burgaleses (85-98).

La próxima prueba de pretemporada para el San Pablo Burgos se realizará en Fuenlabrada el próximo sábado 15 de septiembre a las 20:00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos