Los abogados del cardenal Pell piden que sea juzgado en dos procesos distintos

El cardenal George Pell./Afp
El cardenal George Pell. / Afp

Consideran que entre los presuntos delitos que se le atribuyen al número tres del Vaticano hay grandes diferencias

COLPISA / AFPSídney

Los abogados del cardenal australiano George Pell solicitaron este miércoles que el número tres del Vaticano, imputado por varias agresiones sexuales, sea juzgado en dos procesos distintos, debido a las diferencias entre los presuntos delitos que se le atribuyen.

Un tribunal de Melbourne ordenó el martes que el prelado de 76 años, uno de los consejeros más cercanos del papa Francisco, sea juzgado por «múltiples» cargos, si bien abandonó más de la mitad de las acusaciones, entre ellas algunas de las más graves.

Pell se declaró «no culpable» de los hechos que se le imputan, cuya naturaleza exacta no fue revelada por el tribunal, que sólo mencionó la existencia de «múltiples demandantes». Algunas de las acusaciones están vinculadas con hechos que cometió supuestamente en los años 1970, en una piscina de la ciudad australiana de Ballarat, donde Pell era cura. Otra serie de acusaciones están relacionadas con supuestos hechos ocurridos en los años 1990 en la catedral de San Patricio de Melbourne.

Uno de los abogados del cardenal, Robert Richter, opinó este miércoles durante una audiencia en Melbourne que su cliente debería ser juzgado en dos procesos distintos, dado que los hechos que se le imputan ocurrieron en lugares y épocas distintos. Una nueva audiencia está prevista para el 16 de mayo. El tribunal podría comunicar entonces su decisión respecto a la fecha del o los juicios.

El cardenal, que había llegado al tribunal rodeado por un importante dispositivo policial, salió en libertad bajo fianza. Tiene prohibido salir de Australia y ya ha entregado su pasaporte a las autoridades, según el tribunal.

El anuncio de la inculpación de Pell coincidió con el final de una larga investigación nacional sobre la respuesta institucional en Australia a los abusos sexuales cometidos contra niños, solicitada por el gobierno en 2012 tras una década de protestas por parte de las víctimas.

El cardenal Pell, que declaró tres veces en el marco de esa investigación, reconoció ante los investigadores que había «fallado» en su gestión de los curas pederastas en el estado de Victoria en los años 1970.

Pell fue ordenado cura en 1966 en Roma, antes de volver a Australia en 1971 donde fue ascendiendo en la jerarquía católica. Tras ser nombrado arzobispo de Melbourne en 1996 y de Sídney, en 2001, el papa Francisco lo eligió en 2014 para aportar más transparencia a las finanzas del Vaticano.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos