Advierten de un timo en redes relacionado con la 'marcha de pensionistas'

Los manifestantes han llegado esta mañana a Burgos/César Ceinos
Los manifestantes han llegado esta mañana a Burgos / César Ceinos

Aseguran que tanto la Columna Norte como la Sur «se autofinancian» y solo están aceptando ayuda en comida o para pernoctar

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El portavoz de la columna de pensionistas que marcha desde Bilbao a Madrid para reclamar pensiones dignas y que se asegure su actualización, Javier Martínez, ha advertido este lunes de un timo que han detectado en redes sociales, donde se pide ingresar dinero en una cuenta para apoyar la marcha.

Como ha señalado el portavoz en declaraciones que ha recogido Efe, en estos mensajes difundidos por las redes se piden fondos para apoyar tanto a la columna que salió de Bilbao como a la de Andalucía, cuando «ambas se autofinancian», por lo que solo están aceptando la ayuda en comida o para pernoctar, que ofrecen varios colectivos y ayuntamientos

Los 37 integrantes de la columna de Bilbao han llegado este lunes a la capital burgalesa, donde han sido recibidos por decenas de personas y han contado con el apoyo del Ayuntamiento. La 'Columna norte' partió de Bilbao el 23 de septiembre y su portavoz considera que está siendo «clave» la solidaridad que están encontrando en todas las etapas.

«Estamos andando mucho, pero creo que voy a volver a casa con más kilos de los que salí, porque nos están cuidando mucho en cada lugar al que llegamos», ha explicado Martínez, de la plataforma de pensionistas de Barakaldo (Vizcaya).

Hoy han avanzado desde Monasterio de Rodilla hasta Burgos; mañana tienen previsto llegar a Lerma; y pasado mañana a Aranda de Duero, antes de abandonar la provincia y entrar en Segovia. Llegarán a Madrid el 15 de octubre para participar al día siguiente en una manifestación convocada por las 270 plataformas de pensionistas de España.

Martínez ha insistido en que lo único que quieren es que se aplique el artículo 50 de la Constitución, que asegura que todo ciudadano tiene derecho a una pensión digna y su actualización.

Por todo ello, ha considerado que detrás de los malos augurios para el sistema de pensiones hay una intención de «avanzar en su privatización» por parte de los que dicen que el sistema «no podrá sobrevivir veinte años, aunque son los mismos que no fueron capaces de ver la crisis que comenzó en 2008».