Argüello quiere curas «que sean enteramente varones y, por tanto, heterosexuales»

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello./EFE
El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello. / EFE

El portavoz de la Conferencia Episcopal rectifica después por la «frase poco afortunada» y afirma que «por supuesto» los gais son hombres

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Luis Argüello tuvo este viernes un polémico debut como secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE). El obispo auxiliar de Valladolid repasaba los asuntos tratados en la 112 asamblea plenaria para después responder a otras cuestiones. Al ser preguntado sobre cómo va la CEE a conjugar la prohibición de los seminarios a admitir homosexuales con las leyes autonómicas contra la LGTBfobia, Argüello desató la polémica.

«En nuestra compresión del ministerio (sacerdotal) admitimos a diáconos permanentes que sean hombres casados, pero tanto en el presbiterado como en el episcopado pedimos varones célibes y dentro de esta configuración de varones célibes pedimos también que se reconozcan y sean enteramente varones y, por tanto, heterosexuales», esgrimió el nuevo portavoz de la Iglesia. «Se ha elevado a categoría jurídica un sentimiento a la hora de cambiar de sexo y de ir al Registro y decir ahora yo no me llamo Antonio sino Mari Pili o Antonio», señaló Argüello. Una primera puesta de largo que el Ejecutivo no obvió. «No voy a hacer ningún comentario al respecto. Creo que la obra habla por sí misma», indicó la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, durante su comparecencia tras el Consejo de Ministros.

Precisamente, la ministra de Educación y el secretario general de la Conferencia Episcopal se reunirán en diez días para tratar la reforma de la Lomce y las «inquietudes» de los obispos sobre la asignatura de Religión y otras cuestiones educativas. Argüello también indicó que la exención del IBI a la Iglesia «tiene lógica». Pero sus palabras sobre los varones opacaron al resto.

Marcha atrás

Después de comprobar el impacto que tuvieron sus declaraciones, Argüello rectificó y pidió «disculpas por si la expresión que he utilizado en el contexto de la pregunta que se me hizo ha podido molestar a algunas personas». El obispo auxiliar de Valladolid señaló que no fue su intención «decir que los varones homosexuales no sean perfectamente varones», sino que quiso expresar «con esta frase poco afortunada era algo más amplio».

La Iglesia católica, a la hora de seleccionar a los candidatos al ministerio presbiteral, explica el portavoz, pide que «los candidatos sean varones, de sexo varón, de género varón y al mismo tiempo que su tendencia sexual no sea la atracción por el mismo sexo, sino que sea la que la corporalidad masculina pueda llevar consigo», dijo Argüello, que de esta enrevesada manera recordó la doctrina de la Iglesia de no admitir candidatos al sacerdocio que sean gais.

 

Fotos

Vídeos