La defensa de los miembros de La Manada dice que no ve motivos para que entren en prisión

Los cinco condenados por abusar sexualmente de una joven en los Sanfermines de 2016.

La decisión, tras la vistilla celebrada hoy durante 40 minutos, puede conocerse «en cualquier momento»

PABLO OJERPamplona

«En cualquier momento», posiblemente este mismo jueves se conocerá si los miembros de La Manada deben ingresar en prisión o continúan en libertad provisional, según ha explicado el abogado de la víctima, Miguel Ángel Morán. «Yo creo que en breve tomarán la decisión», ha insistido.

Desde luego la vistilla donde cada parte personada ha mostrado sus argumentos en un sentido u otro ha sido breve, apenas ha durado 40 minutos. A partir de ahora, los tres magistrados que integran la Sala Segunda de la Audiencia de Navarra, los mismos que decidieron en la sentencia del 26 de abril que los cinco sevillanos habían cometido un delito continuado de abusos sexuales con prevalimiento, y los mismos que el pasado 21 de junio decidieron que los acusados podían pasar a libertad provisional, tendrán que deliberar si han cambiado las circunstancias para mantenerlos en libertad o deben ingresar en la prisión de Sevilla.

Para el abogado de los cinco integrantes de la Manada, Agustín Martínez Becerra, las circunstancias son las mismas que en junio permitieron la puesta en libertad de los acusados. «No hay ningún argumento aportado ni por el fiscal ni por las acusaciones que pueda acreditar que haya que modificar el auto de junio. El auto deja perfectamente claro que mientras la sentencia no sea firme, la prisión provisional tiene que convertirse en excepcional».

No opina lo mismo la acusación particular, que defiende los intereses de la joven madrileña. El abogado Miguel Ángel Morán ha considerado que «por supuesto que se han modificado las circunstancias. Hay cinco magistrados que dicen que hay delito y dos de ellos dicen que hay agresión sexual. Por lo tanto sí que hay una modificación importante». Además, ha recordado que hay pendiente otro juicio por un posible delito contra la intimidad de la víctima al grabar las escenas del 6 de julio de 2016 sin el consentimiento de la víctima, lo que aumenta la posibilidad de una condena mayor y, por lo tanto, se incrementa el riesgo de fuga de los acusados para eludir la acción de la Justicia.

Para Agustín Martínez Becerra «todos los argumentos son de una prospección ridícula que nos lleva a pensar que en ningún momento se puede cambiar el auto de junio». Eso sí, ha dejado claro que estas circunstancias se dan mientras no se pronuncie el Tribunal Supremo sobre los recursos en casación presentados por todas las partes. «Después tendremos que atenernos a lo que diga el Supremo», ha advertido.

Cuando se celebró la vistilla que puso en libertad a los acusados el pasado mes de junio, los magistrados tardaron tres días en tomar y redactar una decisión. También aquella vistilla fue breve. En este caso, tendrán que redactar igualmente la argumentación, pero las medidas cautelares que se dictaron en junio ya están ahí, por lo que la decisión final podría no alargarse los tres días de la otra vez.

Más información

 

Fotos

Vídeos