Un desaparecido tras el paso del temporal

Un hombre pone las cadenas en el coche, en el puerto de Pajares (León). / Foto: EFE / Vídeo: Atlas

Las nevadas disminuirán este lunes, aunque las bajas temperaturas se prolongarán hasta el puente

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

Los equipos de rescate trataban este lunes de localizar a un joven que permanecía desaparecido desde el domingo en La Coruña. Otros dos senderistas fueron encontrados sanos y salvos tras perderse en el Pirineo de Gerona y cinco hombres fueron rescatados por la Guardia Civil tras quedar atrapados durante toda la noche por la nieve en el interior de su coche en Cantabria. Las fuertes nevadas irán remitiéndo a lo largo de la jornada de este martes, ciñéndose a cotas más altas aunque todavía continuarán en los próximos días. Las temperaturas máximas experimentarán un leve ascenso, aunque el frío continuará hasta el inicio del puente y el fin de semana volverán las precipitaciones.

El dispositivo de búsqueda continuaba este lunes rastreando la costa de Camariñas, donde este domingo fue visto por última vez un joven de 24 años cuando pescaba en un acantilado. El desaparecido, de origen ecuatoriano, había ido de pesca junto a un grupo de amigos a la Costa da Morte. El grupo ignoró las alertas por fuerte viento y oleaje.

A mediodía del domingo, al ver que Jefferson Rueda Guaman no regresaba al punto de encuentro, ni respondía a las llamadas telefónicas, el grupo comunicó su desaparición. En la búsqueda participan un helicóptero de Salvamento Marítimo, la embarcación 'Salvamar Altair', miembros de la Guardia Civil y Protección.

Por su parte, los dos senderistas que estaban desaparecidos desde el sábado, en la comarca de la Cerdanya, en Gerona, fueron encontrados este lunes sanos y salvos por la dotación de un helicóptero de la Gendarmería francesa. La pareja, de 57 y 43 años y vecinos de Sabadell (Barcelona), habían coronado el pico Puigpedrós cuando se perdió.

Sorprendidos por el temporal, la pareja se desorientó cuando se dirigían hacia el refugio de Malniu, en la localidad gerundense de Meranges. El hombre avisó por teléfono el mismo sábado para informar de su situación. Los dos senderistas han sido localizados en la zona denominada Malforat, ya en territorio francés. Trasladados hasta el hospital de la Cerdanya, la pareja quedó ingresada en observación dado que sufría una fuerte hipotermia, tras sobrevivir al raso durante 48 horas a temperaturas de hasta -7 grados.

En Cantabria, el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil ha rescatado en el puerto de Lunada a cinco hombres que el domingo por la tarde se vieron atrapados en dos coches, bloqueados por una avalancha de nieve. La atrapados consiguieron pasar la noche manteniendo el motor de los vehículos al ralentí.jóveneshombres tras haber pasado toda la noche dentro de un vehículo, que ha sido localizado semienterrado en la nieve.

Fuentes del instituto armado han explicado que los agentes tuvieron que desenterrar los vehículos para sacar a los atrapados. Una vez fuera tuvieron que continuar a pie hasta el lugar donde la Guardia Civil dejó sus vehículos.

Sin luz eléctrica

Las fuertes nevadas provocaron la caida de cientos de árboles que, a su vez, provocaron el corte de los tendidos eléctricos. Por este motivo miles de abonados continuaban este lunes sin suministro en las provincias de Lugo, León y en el Principado de Asturias.

Un coche esquiva un árbol caido por el peso de la nieve, en una carretera de Lugo.
Un coche esquiva un árbol caido por el peso de la nieve, en una carretera de Lugo. / EFE

Las peores consecuencias del corte del suministro estaba en Asturias, donde 13.500 abonados no tenían electricidad. En esta comunidad autónoma unos 1.300 estudiantes se han quedado sin colegio. El Gobierno del Principado ha solicitado la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para que ayuden a reabrir las carreteras cortadas por la nieve y las ramas de los árboles.

También a consecuencia del temporal, en Menorca unos 38.000 abonados permanecían desde el domingo sin luz. Una manga marina que entró en tierra y que recorrió la isla de norte a sur tumbó varias torres de alta tensión.

El Gobierno balear y las empresas suministradoras han comenzado a desplegar por la isla 25 generadores para dar electricidad a los edificios considerados como estratégicos. En todo caso, el problema está agravado dada la avería que sufre desde hace meses el cable submarino que une Menorca con Mallorca, por lo que los responsables autonómicos piden moderación a la hora de utilizar la electricidad para evitar sobrecargas y nuevas averías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos