La UBU despide al catedrático de Historia Medieval Francisco Javier Peña tras su jubilación

En primer término Javier Peña. /UBU
En primer término Javier Peña. / UBU

En el acto destacaron su desmitificación de la figura del Cid

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Con el 'Libre' de Nino Bravo fue despedido por la Facultad de Humanidades y Educación el catedrático de Historia Medieval Francisco Javier Peña con motivo de su reciente jubilación. Durante el acto, en el que le entregaron una cerámica del escultor Félix Yáñez, destacaron su contribución a la desmitificación de la figura del Cid.

Ante un nutrido auditorio de compañeros y amigos, Javier Peña dio las gracias, aunque dijo que «nunca me han gustado las celebraciones» por considerarlas que son una muestra de «exhibicionismo sentimental complicado de contener». Pero con cierta ironía justificó su presencia en el salón de actos por no hacer un feo al decano, para agradecer públicamente a la UBU los buenos momentos que ha pasado y por un capricho «al poso de vanidad que acecha en la cara oculta de nuestro inconsciente».

Todos coincidieron en que se va un trabajador incansable, un hombre recto, un magnífico profesor y un reconocido investigador, con una gran trayectoria profesional y humana, que ha abierto camino al resto de profesores de la Facultad.

Para elogiar la vida académica de Javier Peña intervino el director del Departamento de Historia, Geografía y Comunicación, Félix Castrillejo Ibáñez, que relató los 40 años de Peña en la Universidad, deteniéndose en su enorme capacidad de trabajo, su sentido del humor y su compañerismo.

Señaló sus pilares: docencia, investigación, gestión académica con la transformación de la Selectividad. Castrillejo recordó que puso las bases de un examen totalmente anónimo y del actual sistema de etiquetas; y subrayó su trabajo como director del Departamento y sus años como defensor universitario con un espíritu conciliador.

El discurso más intelectual lo pronunció el profesor de la UBU Julio Pérez Celada, antiguo alumno del homenajeado. En su intervención, detalló la larga y fructífera trayectoria profesional como docente e investigador de Peña.

Desmontar los viejos mitos sobre el Cid Campeador y los jueces de Castilla ha sido una tarea en la que se ha empeñado este catedrático, según explicó en su laudatio Julio Pérez, con rigor formal, sesgo filosófico y un análisis novedoso, que le ha proporcionado algún que otro quebradero de cabeza. Sus escritos sobre esta figura mítica, legendaria y falsa de la historia «constituyen una contribución de primer orden a la ubicación del quehacer historiográfico en el lugar que le corresponde como instrumento al servicio de una conciencia crítica y cívica» y, en su opinión, este trabajo ha estimulado a abandonar el infantilismo de las creencias injustificadas que alteraron la visión del pasado, aunque todavía queda mucho camino por recorrer.

El rector Manuel Pérez Mateos durante su intervención.
El rector Manuel Pérez Mateos durante su intervención. / UBU

Finalizó el acto el rector Manuel Pérez Mateos quien advirtió que se ha ido «un excelente profesor», con una gran trayectoria profesional y humana. «La Universidad queda en deuda contigo».

En memoria de Luis Martínez García

El pasado mes de enero fallecía Luis Martínez García, un hecho que fue recordado por el decano y por el propio homenajeado. «Hoy debería haber estado aquí» y, como muestra de aprecio, el decano anunció la creación del premio al mejor trabajo fin de grado en Historia y Patrimonio, que se otorgará este año por primera vez. La Facultad ha decidido también recopilar los artículos y estudios de este profesor que serán recogidos en un libro publicado por la Universidad.

Peña también recordó a Luis Martínez: «Habíamos acordado hacer coincidir la fecha de nuestra jubilación y, por ende, la de esta otra despedida… A él, el último regate de su corazón le privó de la posibilidad de despedirse de todos antes de marcharse, y a mí me ha dejado tristemente solo del quehacer académico que habíamos compartido durante más de medio siglo».