Ebrio y en patinete eléctrico por una carretera secundaria de Asturias

Ebrio y en patinete eléctrico por una carretera secundaria de Asturias

La Guardia Civil le dió el alto y comprobó que superaba los límites de alcohol permitidos

EFEOVIEDO

Los patinetes eléctricos se ha convertido en un medio de transporte más en las ciudades, donde la polémica sobre por donde deben circular está al cabo de la calle, dado que los peatones los mandan a la calzada y los conductores a las aceras. Sin embargo, todavía son poco frecuentes en las carreteras, pero sus usuarios tiene que saber que están obligados a cumplir todas las reglamentaciones existentes, incluido las referidas al consumo de alcohol o de drogas.

De esta manera, la Guardia Civil de Salas (Asturias) ha presentado una denuncia ante la Jefatura Provincial de Tráfico a un conductor de un patinete eléctrico que conducía bajo los efectos de bebidas alcohólicas, según ha informado este miércoles a Efe la Comandancia de Oviedo.

Los hechos ocurrieron sobre las 18:00 horas del pasado sábado, cuando un hombre circulaba con el patinete eléctrico de manera irregular por la carretera AS-15, entre la localidad de Cornellana y el puerto de Cerredo, en el límite de la provincia de León. Los agentes del instituto armado que le vieron le dieron el alto ante la sospecha de que fuera bebido, lo que confirmó la prueba de la alcoholemia.