Ecologistas en Acción seguirá en 2019 oponiéndose al Ave en Burgos

Obras para que el AVE supere el río Arlanzón en Frandovínez. /APM
Obras para que el AVE supere el río Arlanzón en Frandovínez. / APM

La confederación ecologista adelanta que estará «vigilante» con el desmantelamiento de Garoña, la instalación de macrogranjas y la ampliación de la estación invernal de Pineda

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Tras el cierre en 2017 de la central nuclear de Garoña este año ha sido el primero en el que desde hace décadas no se ha solicitado su cierre. Sin embargo, esto no significa que haya dejado de estar en la agenda ecologista, ya que «su desmantelamiento y, sobre todo, la deficiente cultura de seguridad que ha mostrado en estos años Nuclenor hace que haya que seguir alerta y vigilantes», apuntan desde Ecologistas en Acción.

La confederación ecologista hace balance del año 2018 y confirma que «las amenazas sobre el medio natural y el mundo rural siguen existiendo». Desde Ecologistas en Acción se centrarán en 2019 en dos amenazas que preocupan a las organizaciones conservacionistas. La confederación se seguirá «oponiendo a las instalaciones industriales ganaderas o macrogranjas y a la implantación del tren de alta velocidad, pase por donde pase».

«Otra amenaza que se ha dibujado sobre uno de los parajes naturales más disfrutados en Burgos es el proyecto de ampliación de la Estación Invernal Valle del Sol en Pineda de la Sierra al que presentamos alegaciones en 2018 y del que seguiremos pendientes en el próximo año», apuntan desde la confederación.

A nivel local, Ecologistas en Acción confirma que el gobierno municipal «ha dado mucho trabajo». En cuanto a la gestión del arbolado se vuelve a calificar como «nefasta» y «poco conservadora del patrimonio natural urbano. Podas abusivas, talas injustificadas y deficiente mantenimiento o renovación siguen siendo las tónicas dominantes». Sin embargo, y tras el fiasco de la remodelación del parque de la Cruz Roja, Ecologistas en Acción observa un cambio de actitud desde la Concejalía de Medioambiente que, por el momento, «parece mostrarse más abierta a escuchar otros puntos de vista para futuras actuaciones».

La operación urbanística del Parque de Artillería es considerada por Ecologistas en Acción como «un pelotaza urbanístico» que «parece servir a los intereses de la especulación y del urbanismo depredador y no a los de los barrios y las personas que los habitan». La confederación ecologista reparte la culpa entre el Ministerio de Defensa y los partidos Popular y PSOE de Burgos.

Ecologistas en Acción sí valora positivamente el mayor grado de preocupación por parte de la sociedad por la «crisis socio-ambiental y la necesidad de cambios profundos». Aprecían postulados ecologistas y feministas en las diversas actividades de formación y debate que han organizado. «En 2019 seguiremos defendiendo el planeta y a quienes lo habitan, especialmente en un contexto en el que la lucha colectiva se hace más necesaria que nunca para alcanzar ese otro mundo posible tan necesario y en el que quepan todas las personas por más diversas que sean», concluyen desde Ecologistas en Acción.