Dos polémicas sentencias en vísperas del día contra la violencia machista

El abogado de cuatro de los cinco miembros de La Manada, Agustín Martínez. /Efe
El abogado de cuatro de los cinco miembros de La Manada, Agustín Martínez. / Efe

Un juez de Lérida 'calca' el fallo de La Manada y el tribunal que condenó al grupo absuelve de homicidio a un hombre que asfixió a su mujer

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Dos sentencias donde las mujeres son víctimas, a cuatro días de la celebración del día contra la violencia machista, volvieron a provocar la extrañeza de la sociedad ante ciertas decisiones judiciales. Y el hilo que une a los dos fallos es La Manada, el grupo de cinco sevillanos que abusaron sexualmente de una joven madrileña en los Sanfermines de 2016.

En Lérida, la audiencia condenó a dos hombres -tío y sobrino- a cuatro años y medio de cárcel por abusar sexualmente de una joven en la parte trasera de un bar de Vielha el 17 de agosto de 2017. La Fiscalía pedía 15 años de prisión por un delito continuado de agresión sexual, pero el fallo indica que no se puede determinar que las prácticas sexuales «se realizaran venciendo su voluntad mediante una acción violenta o intimidativa, que permitan calificar el atentado a su libertad sexual como delito de agresión». Que la víctima dijera «repetidamente llorando» 'no' a los dos hombres y «por favor para» no fue suficientemente para el tribunal. Indica que los abusos «se llevaron a cabo, en todo caso, aprovechándose los autores para abusar de ella de su carácter vulnerable, lo que unido a la previa ingesta de bebidas alcohólicas y ansiolíticos, posiblemente pudo debilitar su capacidad de defensa, haciendo innecesario acudir a situaciones violentas o intimidatorias».

El abogado defensor de los dos condenados -que tendrán que pagar 7.000 euros a la víctima- fue Agustín Martínez, letrado que defendió a algunos miembros de La Manada.

Por su parte, la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, el tribunal que condenó al grupo de sevillanos, sentenció a diez meses y quince días de prisión a un hombre por maltrato ocasional a su exmujer, de la que se estaba divorciando, pero le absolvió de un delito de homicidio en grado de tentativa. En mayo de 2015, el acusado esgrimió un cuchillo de 15 centímetros ante la víctima, a la que después estranguló «presionando fuertemente» hasta que llegó a un «creciente estado de asfixia».

La agresión fue presenciada por los hijos de la pareja. Uno de ellos le gritó a su padre que no la matará, lo que hizo que parara. «De modo consciente y voluntario, dejó de apretar el cuello a la víctima poniendo fin a la situación de peligro para su vida», recalca el fallo. El ministro del Interior y juez, Fernando Grande-Marlaska, reclamó que «es necesario un respeto hacia las sentencias, aunque no se compartan».

Más información

 

Fotos

Vídeos