Reconocen la labor de una treintena de empleados de seguridad privada y de dos empresas

Foto de familia de los condecorados./DANIEL SAMANIEGO
Foto de familia de los condecorados. / DANIEL SAMANIEGO

Los profesionales de la seguridad privada celebran su fiesta acompañados por la Policía Nacional y la Guardia Civil

DANIEL SAMANIEGO

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han reconocido esta mañana la labor que llevan a cabo los profesionales de la seguridad privada. En un acto que se ha desarrollado con motivo del Día de la Seguridad Privada, la Policía Nacional ha concedido menciones honoríficas a 25 vigilantes y un director de seguridad y la Guardia Civil nueve reconocimientos, siete a vigilantes y dos a guardas rurales. Además, se ha premiado a dos empresas del sector y a los técnicos de sistemas de dos compañías.

«La seguridad privada se ha convertido en parte imprescindible en nuestro sector», ha comentado el teniente coronel de la 531 Comandancia de la Guardia Civil en Burgos, Alfonso Martín Fernández, quien ha añadido que estos profesionales se han convertido en el «complemento perfecto» para garantizar que la sociedad disponga de una convivencia en paz y armonía. Además, el Subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente ha destacando a la seguridad privada como «el ente colaborador por excelencia» con la seguridad pública.

También ha alabado la labor del personal de seguridad privada el comisario jefe provincial de la Policía Nacional, Jesús Nogales, que ha subrayado que los espacios que «ni pueden ni deben copar» las Fuerzas y Cuerpos y Seguridad del Estado están «perfectamente ocupados por la seguridad privada».

Igualmente, el máximo dirigente de la Policía en Burgos ha querido remarcar el aumento de mujeres en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, las cuales han pasado de ser un 8% en 2013 a un 13% en 2019. «Estos datos hacen que tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional sean mejores desde que tenemos jefas y compañeras», ha agregado Nogales.

Por su parte, el representante de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Seguridad de Castilla y León (Aproser), Alfonso Tapia, ha reconocido que las empresas de seguridad tienen que hacer un esfuerzo «para atraer a las nuevas generaciones». Asimismo, ha reclamado al Gobierno central una normativa en el sector que mejore la que ya está en vigor desde hace cinco años. Esta ley mejoraría la situación de 750 trabajadores de seguridad privada en la provincia de Burgos, que están repartidos en 17 empresas, según ha comentado Tapia.