La religiosa burgalesa Caridad Álvarez será beatificada este sábado en Orán

Caridad Álvarez/BC
Caridad Álvarez / BC

Natural de la localidad ribereña de Santa Cruz de la Salceda, fue misionera en Argelia, donde fue asesinada el 23 de octubre de 1994

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La monja burgalesa Caridad Álvarez será beatificada mañana, fiesta de la Inmaculada Concepción, en la basílica de la Santa Cruz de Orán (Argelia) junto a otros 18 religiosos que, como ella, fueron asesinados en el país norteafricano entre 1994 y 1996.

Caridad Álvarez nació en la localidad ribereña de Santa Cruz de la Salceda el 9 de mayo de 1933. Ingresó en la congregación de las Agustinas Misioneras en el año 1955 e hizo su profesión temporal en 1957. Poco después fue destinada a Argelia. Emitió sus votos perpetuos el 3 de mayo de 1960, aunque por cuestiones de salud tuvo que volver a España por un tiempo.

Ya recuperada retornó a Argelia, donde dedicó su vida a la ayuda de los demás. La religiosa sabía que estaba amenazada de muerte en la década de los 90 (años de la Guerra Civil argelina), cuando se desató una oleada de violencia contra los misioneros, pero quiso permanecer al lado del pueblo que le había acogido y al que amaba profundamente, según explican desde el Arzobispado de Burgos.

Fue asesinada el 23 de octubre de 1994 cuando se desplazaba en compañía de la leonesa Esther Paniagua (que corrió su misma suerte y también sera beatificada mañana) a escuchar misa a la capilla de las Hermanitas de Foucauld de Argel.

La ceremonia estará presidida por el prefecto de la Congregación para la causa de los Santos, el arzobispo Angelo Becciu, y contará con la participación, entre otros, de los obispos argelinos y el prior general de la Órden de Agustinos Recoletos, Miguel Mirón.

«La beatificación es un reconocimiento a su valentía», ha declarado a la prensa la superiora general de las Agustinas Misioneras, Piedad Pacho, quien también destaca que «entregaron su vida por la misión de Jesús como lo habían prometido, pese al riesgo que esto conllevaba en Argelia».

Documental

Con motivo de la beatificación, la órden de los Agustinos Recoletos publicó el documental 'Cari y Esther, mártires de vida'. El vídeo, de 27 minutos de duración, recoge los testimonios de los superiores generales de la familia agustiniana y de las personas que vivieron de cerca el asesinato de las dos religiosas. Además, incluye imágenes inéditas de las dos misioneras.

 

Fotos

Vídeos