Dos soldados, uno destinado en Burgos, evitan una agresión con arma blanca en los Sanfermines

El soldado Carmona destinado en Burgos./BC
El soldado Carmona destinado en Burgos. / BC

Ambos, que se encontraban de permiso, estaban disfrutando de las fiestas de la capital navarra

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

Los soldadosCarmona, destinado en el Batallón del Cuartel General de la División 'San Marcial' de Burgos, y Jiménez, del Regimiento 'Tercio Viejo de Sicilia' nº 67 en San Sebastián, díficilmente olvidarán la madrugada del 10 de julio, durante la celebración de las fiestas de San Fermín en Pamplona, cuando tuvieron que reducir a un hombre que llevaba un arma blanca en actitud amenazante.

Durante el transcurso de la noche, Carmona y Jiménez se percataron de que el portero de un local expulsaba a un individuo que salía gritando del mismo con un cuchillo de cocina en la mano. Durante unos minutos el hombre mantuvo el arma escondida, pero a medida que pasaba el tiempo el individuo se iba poniendo más nervioso ante las miradas de transeúntes, lo que le llevó a esgrimir el arma, provocando que la gente próxima a él, se alejasen apresuradamente.

Fue en ese momento y en una acción coordinada, cuando Jiménez se situó detrás del individuo sin que éste se percatase, mientras que Carmona se enfrentó directamente a él para quitarle el arma. El hombre, en actitud amenazante, profiriéndole insultos y levantando la mano con el cuchillo, apenas tuvo tiempo de reaccionar, porque Jiménez se lanzó sobre él, inmovilizándole entre ambos hasta la llegada minutos después de la Policía Foral, quien se hizo cargo de la situación.