La Subdelegación de Defensa rinde homenaje a sus trabajadores

Los actos se han celebrado en la residencia militar Dos de Mayo. /GIT
Los actos se han celebrado en la residencia militar Dos de Mayo. / GIT

La residencia Dos de Mayo acoge los actos de celebración del Día de la Subdelegación de Defensa | Varios militares y civiles reciben un reconocimiento especial | El subdelegado destaca el compromiso de la institución con Burgos

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Los miembros de la Subdelegación de Defensa en Burgos están hoy de celebración. Decenas de militares y civiles se han dado cita esta mañana en la residencia Dos de Mayo, donde se ha rendido homenaje a varios miembros del personal de la Subdelegación, así como a otros colaboradores.

Uno de ellos ha sido el director del aeropuerto de Villafría, Ángel Otero, que ha recibido un reconocimiento especial por la ayuda prestada durante las fiestas de San Pedro y San Pablo en la organización de la exhibición de la Patrulla Águila. Este reconocimiento, de nueva creación, pretende mantenerse en el tiempo para agradecer la colaboración prestada por diferentes instituciones al día a día de la Subdelegación.

También han recibido sendos reconocimientos el alférez José Luis Rica (reservista voluntario), la trabajadora María Reyes Polanco (mejor compañera), los tenientes coroneles Alejandro Pérez y Jesús Vicente Jiménez (placa de la Real Orden de San Hermenegildo), el capitán Arturo de Marco, el subteniente Juan Carlos Llorente y la funcionaria María Visitación González (Cruz del Mérito Militar).

Ellos han sido los protagonistas de una cita en la que la alumna Isabel Cañibano, vencedora del certamen 'Carta a un militar español', ha dado lectura del texto galardonado antes de que el propio subdelegado de Defensa, Javier Martínez de Lagos, tomara la palabra para poner en valor el trabajo desarrollado por la institución que dirige. Un trabajo que en 2018 fue muy intenso. No en vano, a lo largo del último año se atendieron los trámites de más de un millar de personas y se controló la fabricación, venta y distribución de armas a través de 127 expedientes diferentes.

Más allá del trabajo administrativo, la Subdelegación de Defensa continúa inmersa en un proceso de modernización y visibilización social. Así, en los últimos meses se han desarrollado hasta nueve conferencias, se ha profundizado en la colaboración con la Universidad de Burgos (UBU) y se han organizado varias exposiciones.

Y todo ello con un objetivo: acercar las Fuerzas Armadas a la sociedad y seguir «trabajando para mejorar», dando así cumplimiento al lema de la institución.

 

Fotos

Vídeos