El Titanic II ya está en marcha (el barco, no la película)

Foto: Recreación del Titanic II a su llegada a Nueva York. Vídeo: Proyecto del Titanic II / Blue Star Line

Un empresario australiano anuncia la construcción de la embarcación «lo antes posible» después de trasladar la sede europea de Londres a París por el 'brexit'

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

Gritar a los cuatro vientos '¡soy el rey del mundo!' desde la cubierta del Titanic no estará reservado sólo a Leonardo de Caprio en la ficción si cuaja el proyecto en el que trabaja la empresa australiana Blue Star Line. El Titanic II (el barco, no la película) va tomando forma desde que se anunció la idea en 2012 y ahora el presidente de la compañía, Clive Palmer, quiere acelerar todo el proceso con el traslado de la sede europea a París. Inicialmente, los cuarteles generales se iban a ubicar en Londres, pero el 'brexit' ha condicionado la decisión final de la compañía, según informa Blue Star Line en un comunicado. La idea pasa por comenzar la construcción del transatlántico «lo antes posible», declara Palmer. Las oficinas parisinas no abrirán hasta marzo de 2019.

El Titanic II retomará el trayecto entre los puertos de Southampton (Reino Unido) y Nueva York (Estados Unidos) con una línea regular... si los icebergs no lo impiden. Para evitar que la historia se repita, la empresa se ha apresurado a comunicar que el nuevo barco se equipará con la última tecnología disponible, y con los sistemas de navegación y seguridad más avanzados. No estaría de más que también contase con botes salvavidas para toda la tripulación. El naufragado Titanic solo disponía de 1.178 plazas en los botes para 2.223 pasajeros y 1.517 personas murieron ahogadas en las congeladas aguas atlánticas en la noche del 14 al 15 de abril de 1912.

La previsión apunta a que el Titanic II mantenga tres clases para el pasaje, que cuente con restaurantes y que calque prácticamente las mismas medidas que la embarcación original (269 metros de eslora, 32,2 metros de manga) aunque la idea es que gane unos metros de ancho (manga) para ganar en estabilidad. Tendrá capacidad para 2.435 pasajeros. De la posibilidad de una orquesta indesmayable no hay noticias por el momento.

«El barco seguirá la ruta original entre Southampton y Nueva York, pero también navegará por todo el mundo para inspirar y deleitar a la gente mientras atrae una atención inigualable, intriga y misterio en cada puerto que visita. Es un proyecto único», ha declarado Clive Palmer.

La idea es no chocar dos veces con el mismo iceberg...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos