Intenta matar a su mujer delante de su hijo de 12 años y luego se suicida en Murcia

La calle de Molina de Segura donde se han producido los hechos. /VICENTE VICÉNS
La calle de Molina de Segura donde se han producido los hechos. / VICENTE VICÉNS

El presunto agresor empleó una botella rota contra su pareja y tras causarle varios cortes se quitó la vida acuchillándose

JORGE GARCÍA BADÍA Y JOSÉ DAVID MARCO

Un niño de 12 años fue testigo en la noche de este martes de un truculento episodio de violencia de género en Molina de Segura (Murcia). Según ha podido saber 'La Verdad', el supuesto agresor, J.L.V.C., ecuatoriano de 39 años, cogió una botella de vidrio, la cual rompió, y con la que posteriormente arremetió contra su pareja sentimental. Como consecuencia de este ataque la mujer, boliviana de 38 años, sufrió diversos cortes en la cara y en el cuello. En ese instante, el hombre desistió de su ataque y decidió quitarse la vida. Para ello cogió un cuchillo y comenzó a clavárselo en repetidas ocasiones en el abdómen y en el pecho.

Esta trágica escena fue presenciada por uno de los dos hijos de la pareja. El mayor, de doce años, fue el que estuvo presente en este supuesto episodio de violencia de género, mientras que su hermano pequeño, de seis, según ha podido saber este diario, se encontraba en otra estancia del domicilio. El niño de doce años fue el que llamó al 112, cuando pasaban unos minutos de las 23.00 del martes, para alertar de que su madre había sido atacada por su padre y los dos se encontraban heridos.

De inmediato, varias patrullas de la Policía Local de Molina de Segura y de la Policía Nacional, así como personal sanitario, se dirigieron a la vivienda, situada en la calle Saavedra Fajardo. Al llegar al inmueble, los sanitarios no pudieron hacer nada por la vida del supuesto agresor. Todo apunta a que alguna de las cuchilladas que se asestó a sí mismo afectaron a algún órgano vital o arteria. Los médicos lograron estabilizar a la mujer, de 39 años, que fue trasladada con heridas de gravedad al hospital Virgen de La Arrixaca, donde fue intervenida de urgencia. Fuentes del centro hospitalario confirman que en este momento se encuentra estable y fuera de peligro.

La Policía Nacional asume la investigación y está tratando de recabar todas las pruebas para esclarecer los motivos de este grave episodio de violencia de género. Todo apunta a que una discusión entre la pareja fue el desencadenante del suceso. Los dos pequeños han tenido que ser atendidos por psicólogos debido a la gravedad de los hechos que presenciaron en el domicilio familiar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos