Inteligencia Artificial para salvar elefantes y el medio ambiente

Inteligencia Artificial para salvar elefantes y el medio ambiente

El proyecto de Microsoft 'Ai for Earth' ayuda a la búsqueda de soluciones sostenibles gracias a la tecnología

ISAAC ASENJOMadrid

La Inteligencia Artificial está de moda y es una realidad tangible que nos acompaña en el día a día. Implantada en los smartphones más sofisticados, logra dispositivos más personalizados, rápidos y autómatas. Ha transformado nuestro día a día y se aplica ya en campos tan diversos como la medicina, el arte, las escuelas, el urbanismo, la agricultura o para salvar el propio Planeta.

Microsoft ha creado un proyecto que utiliza la Inteligencia Artificial para proteger el medio ambiente y especies en peligro. Bautizado como Conservation Metrics (en inglés), que podría traducirse como medidas de conservación en español, esta iniciativa se aplica por ejemplo en la selva tropical de la República del Congo para hacer un seguimiento de la población de elefantes, en grave peligro de extinción, y combatir la caza furtiva. Los paquidermos han disminuido un 30% en número en los últimos siete años, según resultados publicados hace dos años por el censo de Paul G. Allen's Great Elephant.

El proyecto de la compañía tecnológica estadounidense utiliza el machine learning - disciplina científica que crea sistemas que aprenden automáticamente a través de diferentes algoritmos -para prevenir la caza furtiva de elefantes en el territorio africano, frenar el comercio ilegal de marfil y conservar su hábitat natural. El sistema monitoriza la vida salvaje de estos animales y evalúa los resultados de los trabajos de conservación.

A través de algoritmos avanzados de Inteligencia Artificial, recopilan durante 24 horas una gran cantidad de datos extraídos del entorno acústico de los elefantes. Así, los investigadores pueden identificar los sonidos producidos por los elefantes del resto de sonidos selváticos, y después identificar individualmente a los elefantes para poder contarlos, una tarea imposible de realizar desde el aire. Estiman su población, conocen sus movimientos migratorios y tratan de garantizar su seguridad. Un análisis que requiere de meses de dedicación y cuenta con un proceso no lo suficientemente rápido como para llegar a tiempo en salvar la especie. «Estamos muy interesados en acelerar ese procesamiento. Convertir más rápidamente los sonidos recogidos en información para que se tomen acciones sobre el terreno», explica Matthew McKown, CEO de Conservation Meetrics.

Los responsables del Elephant Listening Project estiman que la población de estos animales ha pasado de los 100.000 ejemplares en 2011 a los actuales 40.000.

Este es uno de los 139 proyectos impulsados por Microsoft en 45 países dentro del programa AI for Earth, cuyo objetivo es el empoderamiento de las personas y organizaciones para que busquen con ayuda de la inteligencia artificial soluciones a los desafíos medioambientales del planeta como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la escasez de agua o el rendimiento agrícola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos