Microsoft trabaja en el almacenamiento de ADN

Tarda 21 horas en escribir una secuencia./Microsoft
Tarda 21 horas en escribir una secuencia. / Microsoft

Crea una máquina que tarda casi un día en escribir una palabra

JOSÉ A. GONZÁLEZMadrid

El negocio en la nube ha arrasado casi el mundo de los discos duros, la información en bits se almacena en la red. Las multinacionales de Estados Unidos buscan otras vías de ingresos y han puesto sus miradas en el ADN, ¿por qué no almacenarlo?

Esta pregunta se la han planteado investigadores de la Universidad de Washington e ingenieros de Microsoft y tienen la solución. No obstante, la idea no es nueva, ya que en 2012 un equipo de la Facultad de Medicina de Harvard fue capaz de codificar un libro de 53.000 palabras y 11 imágenes en ADN. A ellos se sumó en 2017 un trabajo de investigadoras francesas que lograron codificar información digital en ADN sintético.

El hito de Microsoft y los investigadores de Washington es crear un sistema automatizado. «Nuestro objetivo final es poner en producción un sistema que, para el usuario final, se parece mucho a cualquier otro servicio de almacenamiento en la nube: los bits se envían a un centro de datos y se almacenan allí, y luego aparecen cuando el cliente los quiere», apunta el investigador principal de Microsoft Karin Strauss . «Para hacer eso, necesitamos demostrar que esto es práctico desde una perspectiva de automatización».

La información se almacena en moléculas de ADN sintético creadas en un laboratorio, «no en el ADN de seres humanos u otros seres vivos, y se puede cifrar antes de que se envíe al sistema», añade Microsoft.

Según los investigadores de la compañía, la automatización es otra pieza clave de ese rompecabezas, ya que permitiría el almacenamiento a escala comercial y lo haría más asequible. «Tener un sistema automatizado para hacer el trabajo repetitivo nos permite a los que trabajamos en el laboratorio tener una visión más amplia y comenzar a armar nuevas estrategias, para innovar esencialmente mucho más rápido», explica Bichlien Nguyen, investigador de Microsoft.

No obstante, la investigación y la automatización de la secuenciación debe ir mejorando y reduciendo los tiempos de grabación. Su primera grabación tardó 21 horas en la que convirtió la la palabra Hello en ADN para luego devolverla a bits.

El sistema automatizado de almacenamiento de datos de ADN utiliza un software desarrollado por el equipo de Microsoft y de la Universidad de Washington que convierte los unos y los ceros de los datos digitales en los As, Ts, Cs y G, que forman los componentes básicos del ADN. 

Cuando el sistema necesita recuperar la información, agrega otros productos químicos para preparar adecuadamente el ADN y utiliza bombas de microfluidos para empujar los líquidos a otras partes del sistema que «leen» las secuencias de ADN y las vuelven a convertir en información que un ordenador los pueda entender.

Según explican a Nature Sciences Report, en formato ADN la palabra «hello» en bit es 01001000 01000101 01001100 01001100 01001111 y ocupó aproximadamente 1 mg de ADN. No obstante no es la primera prueba del  Laboratorio de Sistemas de Información Molecular, «ya ha demostrado que puede almacenar fotografías de gatos, grandes obras literarias, videos pop y grabaciones de archivo en ADN, y recuperar esos archivos sin errores en un entorno de investigación», apunta Microsoft. Según sus datos, han podido almacenar 1 gigabyte de datos en el ADN.