Burgos, una ciudad con buen pescado

Los alumnos ganadores del concurso de tapas han recogido esta mañana su diploma acreditativo./CC
Los alumnos ganadores del concurso de tapas han recogido esta mañana su diploma acreditativo. / CC

El Ayuntamiento reivindica la importancia del pescado en la historia de la ciudad desde la Edad Media

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El Ayuntamiento de Burgos ha iniciado la campaña promocional 'Un mar de interior' para destacar la importancia que ha tenido el pescado en la cocina tradicional de la ciudad desde la Edad Media, según ha explicado esta mañana la concejala de Comercio, Carolina Blasco.

Esta iniciativa, que conjuga la gastronomía con la Semana Santa y la formación hostelera, se articula a través de un folleto en el que se plasma la relación del pescado con la época de Cuaresma y Pasión, una breve reseña histórica de la llegada de los productos del mar a tierras castellanas y el resultado de dos actividades diseñadas en colaboración con la escuela de hostelería La Flora y la Real Hermandad de la Sangre de Cristo y Nuestra Señora de los Dolores: un concurso de tapas y una ruta de pinchos por las inmediaciones de la iglesia de San Gil.

Más información

La ruta de pinchos, denominada 'Cofrade', está compuesta por nueve establecimientos (Boca de lobo, Bodeguilla de San Gil, Comtienda, La Cantina, La Favorita, Las Espuelas del Cid, Los Finos, Mesón El Avellano y Tarascados), que venderán hasta el 21 de abril una tapa especial al precio, si se acompaña una bebida, de 3,50 euros. Según figura en el folleto, el itinerario «está concebido para degustar todo tipo de productos autóctonos», si bien los organizadores han querido destacar «los locales de restauración en los que en esta época de vigilia presentan en su oferta pinchos y tapas con ingredientes del mar».

Los ganadores del concurso de tapas, con su diploma acreditativo. / CC

Concurso de tapas

Por otro lado, el concurso de tapas para los estudiantes de la Flora busca «facilitar un acercamiento paulatino a la profesión, además de generar sinergias con empresas que conocen de primera mano la labor del alumnado» y que los jóvenes «trabajen con producto de pescado tan frecuente en vigilia y Semana Santa».

Los vencedores del concurso han sido Rodrigo Rojo y Adrián Álvarez, que elaboraron la tapa 'Penitente'. En segundo lugar han quedado Alba González y Marina López, que crearon el pincho 'Canelón de vigilia' y en tercero, Cynthia Álvarez y Alexandre Bartolomé con 'Papón'.