Aparicio y Granado son contrarios al blindaje constitucional de las pensiones

Juan Carlos Aparicio Y Octavio Granado en la Universidad Isabel I/
Juan Carlos Aparicio Y Octavio Granado en la Universidad Isabel I

EFE

Los ex secretarios de Estado de la Seguridad Social, Juan Carlos Aparicio (PP) y Octavio Granado (PSOE), han coincidido hoy en Burgos en afirmar que el blindaje del poder adquisitivo de las pensiones en la Constitución no tendría sentido.

En un debate protagonizado por ambos en la Universidad Isabel I sobre el futuro de las pensiones,Aparicio ha insistido en que «no se trata de blindar nada, sino de generar prosperidad», porque no sería justo que en momentos de dificultades económicas hubiera una parte de la población que no se vería afectada.

Por su parte, Granado ha comparado ese derecho con los de vivienda y empleo, que también contempla la Constitución, y ha asegurado que «blindar las pensiones» dentro de ella «tendría más de magia que de política».

En este sentido, ha aclarado que el derecho fundamental es que haya pensiones dignas porque su revalorización no se puede garantizar.

Ambos han discrepado, sin embargo, respecto a las políticas de los últimos años sobre el sistema de pensiones.

Aparicio ha sostenido que el PP llegó al gobierno en 2011 con unas condiciones previas pésimas, mientras Granado ha acusado al actual Gobierno de haber sentado las bases para que la recuperación económica no suponga mejoría del sistema de pensiones.

Entre 2011 y 2015 el PP gobernó con «estabilidad política absoluta» y sin embargo «nunca ha habido tanto déficit y caída de ingresos en el sistema de pensiones», ha explicado Granado.

En su opinión, la moción de censura que ahora ha presentado el PSOE contra el Gobierno de Mariano Rajoy puede ser «el punto de partida para cambiar lo que se ha hecho mal en los últimos cinco años, que es mucho».

Sin embargo, Aparicio ha defendido la gestión del PP en el sistema de pensiones porque la situación de partida en 2011 fue de un nueve por ciento de déficit público y la pérdida de quinientos empleos al día, aunque ha insistido en que es necesario reformar el sistema y hacerlo «desde la tranquilidad y el consenso, pero no desde la inacción», porque hay que buscar el equilibrio entre gastos e ingresos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos