El Ayuntamiento aplaude el desbloqueo de las obras del Parque Tecnológico

El Parque Tecnológico se quedó a medias hace siete años. /GIT
El Parque Tecnológico se quedó a medias hace siete años. / GIT

La Junta encomienda a la empresa pública Tragsa la conclusión de las obras, que se espera que comiencen en febrero

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Parece que esta vez sí. La portavoz del equipo de Gobierno municipal, Carolina Blasco, ha confirmado hoy que la Junta de Castilla y León ha desbloqueado las obras de urbanización del Parque Tecnológico, que podrían volver a desarrollarse a partir del mes de febrero tras siete años paralizadas por diferentes avatares.

Finalmente, la Consejería de Economía ha decidido encomendar lo que falta por ejecutar del proyecto a la empresa pública Tragsa. Con esta operación, la Consejería ha ganado algo de tiempo. Y es que, de haber optado por licitar un nuevo contrato, los plazos administrativos se hubieran prolongado mucho más.

Según los últimos cálculos lanzados por la propia consejera al respecto meses atrás, las obras se podrían prolongar durante aproximadamente año y medio, lo que permite aventurar que, si todo sale bien, en 2020 podría estar concluido un proyecto al que, en palabras del propio alcalde, Javier Lacalle, «parece que le ha mirado un tuerto».

«La consejera era la solución, no el problema»

Como es lógico, los diferentes retrasos acumulados en torno a la urbanización del Parque Tecnológico de Burgos han sido objeto durante años de críticas políticas. Las últimas llegaban esta misma semana, cuando el portavoz del PSOE en las Cortes Autonómicas, el burgalés Luis Tudanca, exigía la dimisión de la consejera de Economía, Pilar del Olmo, al entender que estaba dejando de lado sus funciones para centrarse en su candidatura a la Alcaldía de Valladolid.

Lejos de aceptar dichas críticas, la portavoz del equipo de Gobierno municipal, Carolina Blasco, ha salido hoy en defensa de la consejera, tildando de «columpiada» las declaraciones de Tudanca. «Que se informe mejor antes. La consejera siempre fue la solución, y no el problema», ha subrayado Blasco.

De hecho, el desarrollo del Parque Tecnológico de Burgos ha tenido que enfrentarse a multitud de problemas, empezando por los judiciales. No en vano, los recursos de los ayuntamientos de Cardeñajimeno y San Medel fueron la causa de la primera paralización de las obras. Finalmente, la Junta negoció con ambos consistorios y se modificó el proyecto para poder desarrollarlo.

Sin embargo, las obras volvieron a quedar en suspenso cuando Isolux Corsán, empresa adjudicataria de la urbanización, presentó un concurso de acreedores que volvió a echar al traste todas las previsiones. Ante esta situación, y a la vista de que Travis, empresa que adquirió los derechos de Isolux, no tenía capacidad para urbanizar lo que faltaba del Parque Tecnológico, a la Junta no le quedó más remedio que resolver el contrato inicial y empezar de cero. Y al fin, se ha dado ese paso con la encomienda a Tragsa. O al menos eso parece.

Más información

 

Fotos

Vídeos