El Ayuntamiento aporta 100.000 euros para el nuevo centro de atención integral de Parkinson Burgos

Javier Lacalle y María Jesús Delgado han firmado el convenio de colaboración. /GIT
Javier Lacalle y María Jesús Delgado han firmado el convenio de colaboración. / GIT

La presidenta d ela asociación, María jesús Delgado, confía en poder abrir la instalación a pleno rendimiento a principios de año | La falta de ayuda institucional y empresarial ha lastrado la ejecución del proyecto

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Ayuntamiento ha cumplido su palabra. El alcalde, Javier Lacalle, ha firmado hoy el convenio de colaboración comprometido hace ahora un año con Parkinson Burgos para financiar parte de las obras de construcción del nuevo centro de atención integral que está levantando el colectivo en el antiguo Hospital Militar. Se trata de una aportación de 100.000 euros que se ingresará «de inmediato» y servirá, al menos, para cubrir parte del presupuesto de un proyecto presupuestado en 529.000 euros que ha generado numerosos qubraderos de cabeza.

Y es que, tal y como ha explicado María Jesús Delgado, presidenta de Parkinson Burgos, el llamamiento lanzado por la asociación a las instituciones y empresas burgalesas no ha obtenido la respuesta esperada. De hecho, la presidenta ha lamentado los «malos ratos» vividos en los últimos meses, en los cuales no se han conseguido grandes aportaciones por parte del tejido empresarial de la ciudad. «He visitado personalmente 58 empresas y sólo me han contestado 25», ha asegurado Delgado.

Esa falta de apoyo ha obligado a la asociación a solicitar préstamos personales a los socios y a acudir a una operación de crédito por valor de 100.000 euros que se firmará en los próximos días. Una operación que, por cierto, no se ha conseguido cerrar «con ninguna de las dos entidades financieras de Burgos», que «no lo veían claro», ha señalado la presidenta de Parkinson Burgos.

Atención integral

Sin embargo, y a pesar de los constantes sinsabores que han motivado paralizaciones en la obra, Delgado da por «bien vivida» toda esta experiencia. No en vano, el objetivo se va a cumplir, aunque sea con cierto retraso respecto a las previsiones iniciales.

De hecho, una vez reanudadas las obras, los trabajos afrontan ahora mismo su recta final y el objetivo es abrir el nuevo centro «cuanto antes». En principio, y sin aventurar plazos concretos, podría abrir sus puertas a principios del año que viene.

Eso sí, el día que comience a funcionar, lo hará «al cien por cien». No en vano, la asociación ya cuenta con todo el equipamiento y el personal necesario como para empezar a trabajar desde el minuto cero.

Más información

Ahora mismo, la asociación atiende a 127 personas cada día, pero la lista de espera es larga y con el nuevo centro se podrá dar el salto para atender a unas 200 personas diariamente. Además, el nuevo centro, de unos 500 metros cuadrados de superficie, permitirá centralizar toda la actividad de la asociación, diseminada ahora por varios puntos, y generará un espacio en el Graciliano Urbaneja. «Ya no cabíamos», ha subrayado Delgado al tiempo que ha insistido en que hay varios colectivos esperando que se liberen espacios del Graciliano Urbaneja para iniciar su actividad.

 

Fotos

Vídeos