La deuda municipal y la falta de control en las subvenciones por Intervención «sonrojan» al Ayuntamiento de Burgos

Ayuntamiento de Burgos. /BC
Ayuntamiento de Burgos. / BC

El Consistorio cerró 2017 con una deuda de 334 millones, sumando los consorcios del Desvío y Villalonquéjar | Le falta un plan estratégico de subvenciones y fallan los mecanismos de información y control de Intervención

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Consejo de Cuentas de Castilla y León ha alertado al Ayuntamiento de Burgos de su nivel de endeudamiento que al ascendía, con los consorcios ferroviario y de Villalonquéjar incluidos, a 334 millones de euros, y sobre el descontrol existente en materia de subvenciones, según informa Efe.

En el caso de la deuda, según consta en el último informe del Consejo de Cuentas acerca de las finanzas del Ayuntamiento burgalés correspondientes a 2017, el Ayuntamiento incumple los objetivos de estabilidad presupuestaria, regla de gasto y sostenibilidad financiera en la liquidación del ejercicio 2016.

Esta situación está condicionada por el endeudamiento de los Consorcios Variante Ferroviaria y Villalonquéjar, aunque como factor positivo el informe refleja que el Ayuntamiento dispone de un remanente de tesorería para gastos generales superior a 55 millones de euros en la liquidación de 2016 y en torno a 45 millones en la de 2017, que le permite realizar amortizaciones anticipadas de créditos para controlar el nivel de deuda.

El 36 por ciento de la deuda financiera del ayuntamiento corresponde a la deuda asumida del Consorcio Variante Ferroviaria, con 118 millones de euros al cierre de 2016 y, en el caso de Villalonquéjar, a 114 millones, mientras que al finalizar 2017 se elevó a 334 millones sumadas con la deuda del Ayuntamiento.

Falta de medios personales y materiales en Intervención

El informe del Consejo de Cuentas deja en evidencia fallos en la Intervención municipal, principalmente en el control y la fiscalización de la subvenciones. Se alerta de un incumplimiento en la obligación de información y publicidad en la Base de Datos Nacional de Subvenciones, de incumplir requisitos del procedimiento de concesión y, sobre todo, de no realizar un control a posterio.

Ante las críticas, la Intervención del Ayuntamiento de Burgos alega falta de medios humanos y materiales para llevar a cabo toda la tarea de control y fiscalización de la actividad económica y financiera del Consistorio. Se cuenta, dice, con recursos «a todas luces insuficientes» si se comparan con los que disponen otras administraciones similares a la burgalesa.

Las críticas del Consejo de Cuentas caen mal en el seno de la Intervención, que acusa al organismo de no analizar la estructura de medios personales y técnicos, y el retraso en la adaptación a la administración electrónica, lo que «condiciona y limita» la gestión municipal, aseguran en el escrito de alegaciones remitido al Consejo de Cuentas.

Aun así, el organismo fiscalizador insisten en que, si bien existe una limitación de recursos, se siguen inclumpliendo algunas obligaciones, pues falta ese control de las subvenciones más allá de la fiscalización previa. La fórmula de la «justificación», adelantar una parte de la ayuda y completarla cuando se justifique, no es suficiente ni cumple con los requisitos de la ley, a juicio del Consejo de Cuentas.

Los indicadores de ambos entes muestran un patrimonio neto «ampliamente negativo, por acumulación de resultados negativos, unos ratios de independencia y autofinanciación también negativos y un endeudamiento muy elevado», según desgrana el informe.

Otro de los factores que analiza el Consejo es que la contabilidad del Ayuntamiento no permite determinar de forma directa y automatizada el coste y rendimiento de los servicios públicos, lo que resta fiabilidad a la información existente sobre costes y, particularmente, a la incluida en la Memoria justificativa que debe elaborarse al respecto, acompañando a la Cuenta General.

Subvenciones

En materia de subvenciones, el Consejo ha alertado de que el Ayuntamiento burgalés no dispone de un plan estratégico en el que se fijen los objetivos y efectos perseguidos ni consecuentemente se dispone de un sistema de seguimiento que permita valorar los resultados y los niveles de eficacia y eficiencia en la gestión de esta modalidad de gasto público.

«Se incumplen las obligaciones de información y publicidad relacionadas con la Base de Datos Nacional de Subvenciones y algunos apartados de la Ordenanza General de Subvenciones no se adecuan a la legalidad», ha resumido el Consejo de Cuentas, una competencia del área de Intervención municipal.

Igualmente, se han detectado incumplimientos preceptos y requisitos en le procedimiento de concesión de subvenciones directas y en régimen de concurrencia competitiva, y que « el ejercicio de fiscalización previa limitada no se ha visto completado con una actuación posterior de control financiero, mediante técnicas de muestreo o auditoría», si bien Intevención ha alegado que «hace controles a algunas subvenciones».

Recomendaciones

Entre las recomendaciones establecidas por el informe figura reducir su nivel de deuda, especialmente aquella que está vinculada al nivel de endeudamientos de sus dos consorcios adscritos -Variante Ferroviaria y Villalonquéjar-, que deberían ser controladas por el interventor del Ayuntamiento para evaluar la marcha de sus cuentas.

También pide el informe la elaboración de un plan estratégico de subvenciones en el que se concreten objetivos, plazos y financiación prevista, para ganar eficacia y eficiencia. Y que se reduzcan las subvenciones directas, en favor de las concedidas por concurrencia competitiva, regularizándose además lso expedientes en los que se han detectado incumplimientos.