El Ayuntamiento de Burgos destina 31.000 euros a ELACYL y Terapiclown

La Asociación de Terapiclown y ELACYL con el concejal delegado Josué Temiño. /ALBA HERRERO
La Asociación de Terapiclown y ELACYL con el concejal delegado Josué Temiño. / ALBA HERRERO

El convenio firmado por el Ayuntamiento trata de poner en valor el papel y la labor que desarrollan las asociaciones de ELACYL y Terapiclown

ALBA HERREROBurgos

El Ayuntamiento de Burgos ha firmado esta mañana sendos convenios de colaboración con la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica de Castilla y León (ELACYL) y con la Asociación Terapiclowns Payasos de hospital por una cantidad total de 31.000 euros.

ELACYL recibirá una cantidad de 20.000 euros que irán destinados para la adquisición de un sistema de lectura de iris para que las personas afectadas por esta enfermedad puedan comunicarse. Además, invertirán parte de este capital para campañas de sensibilización, camisetas, pulseras, pancartas y talleres que se desarrollarán en septiembre y octubre. Estas actividades serán de carácter formativo para los afectados y familias, gestión de emociones, información sobre ortopedia y talleres de risoterapia, entre otras.

La técnico de la asociación ELACYL Elena Maeso pide que se «faciliten los trámites de la seguridad socicial para el material que necesitan en el día a día estas personas como es el uso de sillas de ruedas tanto eléctricas como manuales, además de los desplazamientos y los costes que suponen para las familias todo este tipo de tratamientos» y añade que «es de vital importancia que se siga investigando en esta enfermedad que a día de hoy no tiene cura».

Por su parte, Terapiclown percibirá 11.000 euros que invertirán en profesionales especializados, sobre todo, y en renovar su página web. Desde la asociación también quieren destinar parte del dinero para hacer unas jornadas formativas para el personal ya que según explica su representante, Alicia Benito «es muy importante tener una disciplina artística tan difícil como es esta». En Terapiclown trabajan con los niños del Hospital Universitario de Burgos para reducir, en lo posible, el estrés que les provocan las operaciones o el estar recluidos en el centro hospitalario.

Ambos convenios tienen vigencia desde hoy y hasta el 31 de octubre. Los acuerdos serán financiados en dos pagos. En la primera vez se abonará un 70% y una vez justificados los gastos se bonificará el dinero restante. Ambas asociaciones piden al Ayuntamiento que estos acuerdos fragüen y que se sigan ampliando en un futuro. Josué Temiño, concejal delegado de Medio Ambiente y Sanidad ha asegurado que intentarán incluir estas ayudas en los próximos presupuestos.