El Ayuntamiento de Burgos zanja su Plan Económico Financiero con un remanente de 46 millones

Javier Lacalle, alcalde de Burgos, Salvador Foronda, concejal de Hacienda/
Javier Lacalle, alcalde de Burgos, Salvador Foronda, concejal de Hacienda

El alcalde prevé que en dos años las deudas de 37,5 millones de euros queden saldadas

EUROPA PRESSBurgos

El Ayuntamiento de Burgos ha cerrado su Plan Económico Financiero con un remanente de tesorería de 46 millones y una liquidez de 56,7 millones, según ha señalado este jueves el alcalde, Javier Lacalle, durante la presentación de la liquidación presupuestaria de 2018.

«El plan se ha cumplido a rajatabla», ha aseverado Lacalle, en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de señalar que el documento ha sido «muy positivo» para la ciudad porque le ha dado «un colchón importantísimo» a sus finanzas.

Lacalle ha agradecido a la Junta de Castilla y León la confianza depositada en el Consistorio en junio de 2017 por permitir un plan «ambicioso» como el que se ha cumplido y ha recordado que el documento contó con el respaldo de dos terceras partes de la corporación municipal.

El alcalde ha explicado que el Plan Económico Financiero ha permitido dotar de tranquilidad a las arcas municipales que, según se recoge en la liquidación presupuestaria del último ejercicio, arrojan una liquidez de más de 54 millones de euros más que en los años de la crisis.

Por otro lado, ha remarcado que el Consistorio ha sido capaz de amortizar «una barbaridad» de deuda a lo largo de 2018, en concreto, ha señalado que la deuda se redujo en 23,7 millones de euros la pasada anualidad, de los que unos 17 millones se corresponden con deuda municipal y el resto con las aportaciones de amortización de los consorcios de los que participa.

Deuda directa

Así, Javier Lacalle ha explicado que el pasado año se cerró con una deuda de 37,5 millones de euros, frente a los 216 millones que registraban las finanzas municipales cuando accedió a la Alcaldía en 2011. De hecho, prevé que en un plazo de uno o dos años se quede completamente saldada, al ritmo de pago del pasado año, en el que se cubrieron 23,7 millones de euros de deuda.

Además, Lacalle ha explicado que, en estos momentos, el Ayuntamiento de Burgos no adeuda nada a la Junta, tras haber amortizado en los últimos años los 20 millones de euros correspondientes a la construcción del Fórum Evolución, y ha insistido en que lo mismo ocurre con todos los expropiados de Villalonquéjar.

Por otro lado, ha avanzado que en los próximos días firmará los decretos correspondientes a 15 millones de remanente para destinar 6,5 millones de euros a inversiones financieramente sostenibles, cinco millones a la denominada 'Cuenta 413' de facturas impagadas y tres millones a inversiones comprometidas.

Lacalle ha explicado que, de esta forma, se afrontará la que será la primera modificación presupuestaria de este año, a la que le sucederá otra en abril vinculada a los capítulos de personal, la prestación de servicios y las ayudas y subvenciones a colectivos y asociaciones.

Temas

Burgos