7 millones para inversiones sostenibles, tras cerrar con 27,7 millones el superávit municipal

Carolina Blasco y Salvador de Foronda en rueda de prensa/PCR
Carolina Blasco y Salvador de Foronda en rueda de prensa / PCR

El pleno extraordinario para aprobar los modificados de crédito se retrasará a abril, pues falta el decreto de Hacienda sobre el uso del superávit municipal

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Tras hacer cuentas, el Ayuntamiento de Burgos consiguió cerrar el ejercicio 2017 con un superávit de 27,7 millones de euros, dinero que se destinará a pagar deuda, compromisos presupuestarios e inversiones sostenibles. En concreto, 12 millones ya están comprometidos en gastos plurianuales y proyectos derivados de 2017, y se han recogido en el primer modificado de crédito firmado semanas atrás por el alcalde.

Un modificado «técnico», ha recordado el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, que incluye los compromisos con El Plantío, el graderío de San Amaro, la Avenida Cajacírculo o el Puente de las Rebolledas. Igualmente, de los 27,7 millones de superávit otros 8 irán a deuda municipales, y de ellos 4 se destinarán a los compromisos con el Consorcio de Villalonquéjar.

Así, el Ayuntamiento dispondrá de 7 millones de euros para inversiones sostenibles, y se aprovechará para cumplir con los compromisos adquiridos con el PSOE, ha afirmado De Foronda. De todos modos, para poder utilizar esos 7 millones es necesario que el Ministerio de Hacienda apruebe el decreto ley que permitirá a los ayuntamientos reinvertir su superávit. Está previsto que el documento se apruebe este mes, pero su ausencia obligará a suspender el pleno extraordinario previsto para la próxima semana, en el que se iban a aprobar los diferentes modificados de crédito para incorporar el superávit al presupuesto prorrogado.

Más información

La sesión extraordinaria se retrasará hasta el 13 de abril, lo que afectará también a la aprobación del modificado de crédito destinado a dotar de partida a convenios sociales y culturales, como el suscrito con el Comité de Folclore Ciudad de Burgos. Las ayudas municipales, que ascenderán a 4,2 millones de euros, tendrán que esperar, aunque no vayan a cargo del superávit sino del remanente de Tesorería.

En este caso, el Ayuntamiento cuenta con un remanente de 45,3 millones de euros. Restados los 27,7 de superávit, y los 4,2 de ayudas municipales, y tras realizar los cálculos necesarios, De Foronda ha avanzado que quedarían otros 3 millones que se podrían destinar a inversiones y gasto corriente para 2018. Eso sí, esta posibilidad está condicionada por el cumplimiento de la regla de gasto, así que no está garantizada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos