Bronca en el Ayuntamiento a raíz del homenaje a Navarro Baldeweg

Navarro Baldeweg fue el autor del proyecto del Complejo de la Evolución Humana. /GIT
Navarro Baldeweg fue el autor del proyecto del Complejo de la Evolución Humana. / GIT

Los grupos políticos se enzarzan en el Pleno a raíz de una propuesta del PSOE encaminada a rendir un homenaje al arquitecto autor del Complejo de la Evolución Humana | El PP lamenta que el arquitecto dejara sin atender varias peticiones municipales en el proyecto

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha acordado hoy rendir un homenaje al arquitecto Juan Navarro Baldeweg, autor del proyecto del Complejo de la Evolución Humana. Eso sí, lo ha hecho con polémica y bronca entre los grupos municipales, que se han enzarzado en un debate sobre la conveniencia de homenajear al arquitecto.

La propuesta, elevada a debate por el PSOE a raíz de un «compromiso» adquirido con el entorno de Navarro Baldeweg, ha salido adelante con los votos de los socialistas y de la concejala no adscrita -y arquitecta- Silvia Álvarez de Eulate, mientras que Imagina Burgos y Fernando Gómez han votado en contra y el PP, Ciudadanos, Raúl Salinero y Blanca Guinea se han abstenido.

Esa abstención ha sido la clave para que la propuesta saliera adelante tras un debate por momentos tenso, en el que ha vuelto a quedar claro que el proyecto que finalmente se llevó a cabo en el Complejo de la Evolución continúa generando polémica. Y es que, mucha gente en la ciudad prefería entonces los proyectos de Arata Isozaki y Jean Nouvel, a pesar de que el concurso lo ganó finalmente Navarro Baldeweg.

Sin embargo, más allá de los gustos personales de unos y otros, otra crítica ha vuelto a salir a relucir en el Pleno. Y es que, tal y como ha recordado el alcalde, Javier Lacalle, el Ayuntamiento solicitó al arquitecto varias modificaciones en el proyecto inicial para intentar mejorar el mismo y «no atendió a ninguna». Esa situación generó un malestar en el Equipo de Gobierno liderado entonces por Juan Carlos Aparicio que todavía hoy colea.

Además, tanto el PP como Ciudadanos e Imagina, así como los cuatro concejales no adscritos, han puesto en duda el momento y el formato del homenaje planteado por el PSOE. No en vano, ha subrayado Raúl Salinero, el Ayuntamiento firmó un contrato con el arquitecto, éste realizó su proyecto y se le pagaron «más de dos millones de euros» a su estudio por ello. Más allá de eso, ha insistido, Navarro Baldeweg no se merece mayor reconocimiento, toda vez que no tiene grandes vínculos con la ciudad.

No opina lo mismo el PSOE, que ha defendido que su proyecto «colocó a Burgos en el siglo XXI, en la vanguardia», por lo que un homenaje de la ciudad sería «merecido», sea cual sea el formato, incluso un monográfico sobre su obra, tal y como ha planteado Álvarez de Eulate.