Cs no ve con buenos ojos una ordenanza de movilidad que tilda de «mediocre»

Ciudadanos considera una «aberración» que se regule la circulación de las sillas de ruedas por las vías ciclistas./GIT
Ciudadanos considera una «aberración» que se regule la circulación de las sillas de ruedas por las vías ciclistas. / GIT

La formación naranja adelanta que se opondrá a la aprobación de la nueva ordenanza si no se corrigen varios aspectos

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

A Ciudadanos no le convence el borrador de la nueva ordenanza de Movilidad que en principio será aprobada por el Pleno del Ayuntamiento el próximo mes de septiembre. Así lo ha asegurado hoy el concejal Vicente Marañón, que ha realizado un análisis muy crítico de un texto al que ha calificado de «mediocre» y «desfasado» por no abordar estrategias de futuro.

Ciudadanos ve «muy difícil» apoyar la nueva ordenanza de Movilidad

En este sentido, Marañón ha lamentado que el borrador, cuya redacción ha sido «muy costosa», se haya elaborado de espaldas al Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Y es que, esta «falta de coordinación» supondrá, a su juicio, que varios aspectos contemplados en la ordenanza no puedan aplicarse cuando comience a desarrollarse el PMUS.

Así, Marañón aventura problemas en varios de los ámbitos contemplados en la ordenanza. Quizá, el que más preocupa a Ciudadanos sea el referente al «mediocre intento» de regular la circulación de bicicletas por la ciudad, que «está abocado al fracaso». No en vano, ha subrayado, lo que necesita Burgos son «infraestructuras para que las biciletas ciculen con seguridad» para así fomentar su uso, y no establecer condiciones como las incluidas en el borrador de la ordenanza.

A este respecto, la formación naranja no comparte el planteamiento de las zonas peatonales compartidas, ni en el fondo ni en la forma. Peatones y ciclistas no deberían compartir espacios, ya que los que deberían ceder dichos espacios, en todo caso, son los coches, ha afirmado. Además, ha añadido, la delimitación de dichas zonas queda al albur de la «discrecionalidad» del alcalde o de quien reciba tal delegación, algo totalmente «incomprensible» a juicio de Ciudadanos.

Muchas dudas

Pero no solo el capítulo vinculado específicamente a la circulación de bicicletas por la ciudad genera dudas en el seno de la formación naranja. Así, Marañón ha tildado de «aberración» el hecho de que la ordenanza regule la circulación de las sillas de ruedas por las vías ciclistas, al tiempo que consideraba que la regulación de Bicibur supone un «anacronismo», ya que no contempla la posible llegada de otros operadores.

Paralelamente, desde Ciudadanos se considera esencial abordar de manera más específica la regulación de las obras en las vías públicas. Así, ha asegurado el concejal, «siempre que se actúe en la vía pública» debe haber una comunicación e información constante a vecinos y transeúntes.

Asimismo, desde la formación naranja lamentan la escasa apuesta de la ordenanza por fomentar el uso de los vehículos eléctricos e híbridos, sobre todo en el ámbito de la carga y descarga, cuya regulación mantiene una «orientación antigua». Y todo ello complementado con el «brindis al sol» planteado en el ámbito de la parada y el estacionamiento, que en «muchas zonas de la ciudad» no se cumple ni se va a cumplir.

Por todo ello, desde Ciudadanos se avanza que es «muy difícil» que se apoye la ordenanza, aunque eso no impedirá su aprobación si finalmente el Equipo de Gobierno y el PSOE dan su beneplácito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos