«Se va desmontando la gran mentira sobre las indemnizaciones sustitutorias»

Fernando Gómez ha vuelto a cargar contra Imagina/GIT
Fernando Gómez ha vuelto a cargar contra Imagina / GIT

El concejal no adscrito Fernando Gómez considera que el archivo de la causa contra él remitida al Tribunal de Cuentas demuestra que todo el proceso fue una «vendetta»

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El concejal no adscrito Fernando Gómez ha asegurado hoy que la resolución de los últimos procesos judiciales abiertos a raíz del cobro por duplicado de indemnizaciones sustitutorias (dietas) cuando era el responsable del Instituto Municipal de Cultura (IMCyT) están ayudando a desentrañar la «gran mentira» construida como «venganza particular».

Así al menos lo entiende una vez conocido el auto del Tribunal de Cuentas, que ha decidido archivar la denuncia presentada contra él por parte del Ayuntamiento como consecuencia de una moción de urgencia aprobada en Pleno con los votos a favor de Imagina Burgos y la también no adscrita Silvia Álvarez de Eulate. Una denuncia «chapucera y esperpéntica» plagada, según Gómez, de «mentiras».

Y es que, según ha subrayado, él no tuvo en ningún momento «acceso a caudales públicos», tal y como esgrimieron los técnicos municipales en el expediente, ni hizo nada que se saliera del procedimiento habitual en el cobro de las indemnizaciones por los viajes realizados.

Además, Gómez ha reiterado que todo el proceso ha supuesto un «bochorno» para la ciudad, toda vez que la denuncia presentada ante el Tribunal de Cuentas le exigía el pago de 395,5 euros en concepto de intereses, una cantidad irrisoria en comparación con el tiempo y el dinero invertidos en el proceso. Es más, el concejal ha confirmado la remisión de un escrito a la Alcaldía mediante el que solicita información sobre lo que le ha costado al Ayuntamiento el proceso en el Tribunal de Cuentas, ya que sospecha que ha sido mucho más dinero que esos 395,5 euros.

Sea como fuere, y a la espera de la resolución del expediente de lesividad, Gómez considera que el archivo de la causa por parte del Tribubal de Cuentas debería derivar en responsabilidades «políticas y técnicas». Las políticas, a su juicio, deberían recaer sobre el portavoz de Imagina, Raúl Salinero, que ha actuado en base a la «política de la Camorra», utilizando la administración pública en una «vendetta personal». Las técnicas, por su parte, deberían recaer según Gómez sobre Tesorería, que en todo este proceso ha protagonizado un «desastre».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos