Ayuntamiento de Burgos

Marañón prioriza conformar un gobierno estable antes de hablar de presupuestos para 2020

Vicente Marañón junto con su compañera Rosario Pérez en el pleno municipal/PCR
Vicente Marañón junto con su compañera Rosario Pérez en el pleno municipal / PCR

El portavoz de Cs insiste en que la ciudad no puede vivir cuatro años de incertidumbre, con un gobierno sin garantías de sacar adelante presupuestos, ordenanzas y proyectos de ciudad

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Lo urgente es dotar de estabilidad al gobierno de la ciudad, para que no tengan que estar buscando mayorías puntuales que garanticen la aprobación de proyectos municipales, ordenanzas o presupuestos. «La ciudad no puede estar cuatro años con esa incertidumbre», apunta Vicente Marañón, para quien es imprescindible abordar la cuestión de la estabilidad antes de analizar la preparación del presupuesto de 2020.

El gobierno de Daniel de la Rosa no tiene ahora garantías de sacar adelante ninguna iniciativa, pues sigue en minoría y, con los dos apoyos de Podemos, no le es suficiente. Es más, el portavoz de Cs recuerda que para cuestiones como las ordenanzas fiscales o el presupuesto se requiere de mayoría en el pleno y, ahora, no la tiene, así que lo prioritario para Cs es garantizar esa mayoría.

El alcalde hablará con los vecinos para elaborar el presupuesto de 2020

El regidor burgalés, Daniel de la Rosa, ha comentado que mantendrá conversaciones con los vecinos y con los distritos para incluir sus demandas en el proyecto de presupuestos municipales de 2020 que comenzará a elaborar a partir de septiembre, según anunció hace unos días.

«La fórmula será la participación ciudadana, el contacto directo con nuestros vecinos. Lo mismo que veníamos haciendo como oposición lo haremos como gobierno», ha declarado el alcalde, quien ha asegurado que se trasladará «en primera persona» a los distintos lugares de la capital para recoger «las quejas, las inquietudes, las sugerencias y las posibles actuaciones a incluir en el presupuesto».

De la Rosa ha explicado que el margen de actuación de los capítulos cuarto y sexto del proyecto de presupuestos del próximo año no es muy amplio, puesto que existen inversiones plurianuales de ejercicios anteriores que comprometen económicamente las cuentas y, además, el primer edil intentará que el 20% del presupuesto destinado a inversiones sea decidido por las Juntas de Distrito de la ciudad, que están compuestas, entre otros, por asociaciones de vecinos. «Si queda margen también serán ellos a los primeros que vayamos a escuchar», ha agregado.

Por otro lado, el alcalde también ha anunciado que escuchará al resto de grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Burgos. «No vamos a vetar a nadie para que hagan propuestas en positivo y vamos a intentar llegar a un consenso suficiente y lo más amplio posible para que en 2020 el presupuesto entre en vigor como tiene que entrar en vigor, antes de que empiece el año natural», ha concluido.

El cómo hacerlo ya es otra cuestión. Marañón reconoce que la situación política nacional condiciona mucho las relaciones en el ámbito local, así que espera que tras el verano la actualidad se normalice y, entonces, poder empezar a trabajar para conformar ese gobierno estable. Y es una responsabilidad de todos los grupos, ha afirmado, porque «nosotros podemos proponer, pero los demás también disponen», ha matizado Marañón.

«Cachondeo»

El portavoz de Cs ha criticado duramente la situación del Grupo Municipal Popular, con un portavoz que es además senador y ocupa otra serie de cargos en Patrimonio Nacional. «Es un cachondeo», ha afirmado, «no se sabe quién manda en el PP», y así también será complicado cerrar acuerdos, diseñar un proyecto de ciudad y «generar ilusión». Ahora, afirma, están perdiendo el tiempo en «luchas internas».

Marañón tiene muy claro que la única forma de dar certidumbre a la ciudad durante los próximos cuatro años para por un gobierno estable, un proyecto de ciudad y un presupuesto consensuado. El portavoz de Cs recuerda la situación vivida en el último mandato, con un PP en minoría que ha ido aprobando presupuestos, ordenanzas y proyectos a golpe de acuerdos puntuales.

Más información

Lo que se necesita es «un gobierno estable que sea capaz de aprobar un presupeusto y ejecutarlo en tiempo y forma», insiste, y en ello van a trabajar desde Cs a la vuelta del verano, confinando en que el resto de formaciones también se impliquen en el objetivo. Aun así, Vicente Marañón se muestra «muy pesimista», pues no solo puede haber falta de acuerdo entre la oposición sino que, además, el PSOE «no tiene capacidad para elaborar un presupuesto».

El concejal de Hacienda, David Jurado, no tiene experiencia ni conocimientos, afirma, para ello. Además, tiene dedicación exclusiva en la Diputación, ha criticado, por lo que acabará «desgastado». El PSOE apuntó ayer que, tras el verano, comenzará a trabajar para la elaboración del presupuesto de 2020 y las nuevas ordenanzas fiscales, aunque en solitario nada puede hacer y el apoyo de Podemos es insuficiente.