Movilidad ya está probando la aplicación móvil para recargar la tarjeta del autobús

En primer plano, autobús de la línea 3B/BC
En primer plano, autobús de la línea 3B / BC

El concejal Jorge Berzosa espera que este novedoso sistema de pago esté disponible en este mes

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El Servicio de Accesibilidad, Movilidad y Transporte (SAMYT) del Ayuntamiento de Burgos está probando ya la aplicación móvil para recargar la tarjeta del autobús de manera telemática.

Su presidente, el concejal Jorge Berzosa, espera que este novedoso sistema de pago que el Ayuntamiento anunció a finales del pasado octubre sea una realidad este mes. «Estamos haciendo prácticas y pruebas y probablemente en febrero podamos poner al servicio público», ha agregado esta mañana el edil.

Los viajeros siguen al alza

Berzosa, que ha acudido esta mañana junto a el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, a visitar las obras de mejora de la accesibilidad a los autobuses urbanos de la ciudad en el barrio de San Pedro y San Felices, ha presentado las cifras de uso de las líneas municipales de transporte público, que siguen al alza.

En concreto, el número de viajes que registraron los autobuses urbanos burgaleses en enero ascendió a 1.140.176, lo que supone un 3,05% más que en el mismo periodo de 2018.

El edil de Movilidad, que ha mostrado su satisfacción por los datos, quiere que se mantenga esta tendencia «que es fruto de unas actuaciones combinadas: la renovación de la flota, la aplicación Moovit o las mejoras en la accesibilidad».

Concretamente, el SAMYT está trabajando en privado con dos empresas, la que se encarga de las validadoras, ya que tienen que reconocer estos pagos 'digitales', y la que recarga las tarjetas en las máquinas. El objetivo de esta acción es que el usuario no tenga que acudir a un punto físico para pagar el billete de autobús.

«Estamos coordinándolo todo y cuando veamos que funciona bien en cualquier punto de la ciudad y en cualquier máquina lo pondremos en marcha», ha manifestado Berzosa, quien ha recordado que el Consistorio ya dio en otoño el primer paso y adquirió 14 validadoras de nueva generación destinadas a los vehículos más viejos, que no cuentan con la tecnología adecuada.

 

Fotos

Vídeos