La nueva UTE Jardines de Burgos despide a dos trabajadores y la plantilla sigue sin cobrar el finiquito de la anterior concesionaria

La nueva UTE Jardines de Burgos despide a dos trabajadores y la plantilla sigue sin cobrar el finiquito de la anterior concesionaria

La unión temporal de empresas formada por Parque Norte y Valoriza ha anunciado un tercer despido | El lunes habrá reunión para analizar las acciones de protesta que se llevarán a cabo

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La plantilla de Jardines de Burgos, la unión temporal de empresas creada par la concesión del servicio municipal de mantenimiento y conservación de los jardines de la capital, suma un nuevo problema. Mientras siguen esperando a que Arranz Acinas y Grupo Raga, los anteriores concesionarios, paguen los finiquitos, las nuevas empresas han iniciado un proceso de despidos.

Así, Parque Norte y Valoriza, han decidido despedir a dos trabajadoras y, además, han anunciado un tercer despido, informa el comité de empresa a través de un comunicado. Las trabajadoras despedidas fueron subrogadas hace un mes, como el resto de la plantilla, que asciende a 110 empleados. Sin embargo, la UTE alega ahora «supuestas duplicidades de sus puestos de trabajo, algo absolutamente falso», afirman los representantes sindicales.

Más información

La carga de trabajo no ha variado, insisten, y este mes la plantilla ha hecho incluso 500 horas extraordinarias. Desde el comité de empresa responsabilizan de lo que está ocurriendo al Ayuntamiento de Burgos y, en especial, al concejal de Hacienda, Salvador de Foronda. El edil aseguró que el cambio de concesionaria no iba a suponer ningún despido ni perjuicio alguno para los trabajadores, y que el Ayuntamiento estaría vigilante para evitarlos.

Por todo ello, el comité de empresa ha convocado a los trabajadores a una asamblea, el próximo lunes 3 de junio, para decidir qué tipo de acciones llevar a cabo, tanto para exigir el abono de la liquidación como la readminisión de las trabajadoras despedidas. Y todo ello sin descartar la convocatoria de una huelga.