Polémica por el cambio de bases de las subvenciones para las fiestas de los barrios

Hace apenas quince días se celebraron Los Titos, una de las fiestas de los barrios más populosas. /AIA
Hace apenas quince días se celebraron Los Titos, una de las fiestas de los barrios más populosas. / AIA

El Instituto Municipal de Cultura modifica las bases de las convocatorias para ceder mayor responsabilidad a los organizadores de las fiestas | El PSOE considera que es «el camino para cargarse las fiestas en los barrios»

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Instituto Municipal de Cultura y turismo (IMCyT) ha aprobado hoy las bases para la concesión de subvenciones para la organización de las fiestas en los barrios de la ciudad. Una convocatoria que viene sustentada con un presupuesto de 179.000 euros pero que se ha aprobado con varios cambios sustanciales. Y la polémica está servida.

Y es que, tal y como ha criticado hoy la concejala socialista Nuria Barrio, las nuevas bases, que han salido adelante con el voto en contra del PSOE, ceden una mayor cuota de responsabilidad a los vecinos. En este sentido, ha abundado, el texto de la convocatoria dice textualmente que «los peticionarios» de la subvención son «los organizadores directos y responsables» de las actividades programadas y, a mayores, de todo lo que pueda suceder durante su celebración.

A juicio de Barrio, esta responsabilidad debería recaer directamente sobre el Ayuntamiento, que es la entidad que tiene los «medios» para asumir cualquier situación que pueda producirse en el ámbito de la responsabilidad civil.

Lejos de ello, desde el equipo de Gobierno se defiende el cambio introducido, asegurando que «el Ayuntamiento no se desentiende» de sus competencias. Así, el concejal de Festejos, José Antonio Antón, ha hablado hoy de «corresponsabilidad». «Son los consejos de barrio quienes llevan a cabo las fiestas, pero el Ayuntamiento revisa toda la documentación y los planes de emergencia», que, en todo caso, están elaborados y firmados por «profesionales».

De hecho, Antón ha asegurado que este ha sido el funcionamiento de facto de las fiestas de los barrios durante los últimos años. «Lo que se ha hecho es regularizar la situación para adaptarla a la normativa y evitar que haya sustos y disgustos para ellos y nosotros», añade la presidenta del IMCyT, Lorena de la Fuente.